Familiares del hombre asesinado por su vecino la noche del sábado anterior en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, Puebla, este martes, frente al ataúd de Fabián exigieron justicia y que el gobierno del estado intervenga para la ubicación y detención del responsable.

Acompañado de mariachis y después de ser acompañado por una guardia de cuatro personas, el cuerpo de la víctima de 35 años de edad, partió de su domicilio hacia el panteón de la citada junta auxiliar.

Previamente, familiares y amigos con cartulinas en mano, cerraron el paso que conecta a San Pablo Xochimehuacán con la Central de Abasto, donde hicieron el llamado a las autoridades para la captura del asesino de Fabián, quien deja a su esposa y sus tres pequeños hijos de 7, 9 y 11 años, en el desamparo pues él se ganaba la vida como taxista.

Después de no más de diez minutos, el cortejo fúnebre avanzó hacia el panteón, donde finalmente fueron depositados los restos del hoy occiso.

En tanto, los deudos esperan que pronto las autoridades hagan caso a su llamado.

Fue la noche del 5 de septiembre cuando el presunto homicida de nombre Pedro N, de 70 años de edad, tomó por sorpresa a su vecino cuando cerraba su taller mecánico y le disparó con arma de fuego para después huir en un auto blanco sin placas de circulación.

Aunque el joven fue llevado a diversos hospitales, pereció debido a la gravedad de las lesiones. Desde entonces, los deudos acusaron la falta de reacción por parte de la Fiscalía de Puebla ya que en ocasiones anteriores presentaron denuncias por amenazas y lesiones cometidas por parte del hoy prófugo, sin que las autoridades intervinieran de tal forma que las viejas rencillas derivaron en un crimen.