Luego de las distintas acusaciones de corrupción y control de bandas delictivas en el interior del CERESO de Tehuacán, hoy se tuvo la presencia del Secretario de Seguridad Pública, Raciel López Salazar quien sostuvo una reunión con autoridades municipales.

El diálogo fue breve en el Palacio Municipal de Tehuacán, pero, a su salida, el funcionario se negó a abundar más sobre la reunión, señalando que será a través de un comunicado de prensa que emita la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde se den a conocer el proceso que se llevará a cabo.

Lo poco que dio a conocer es que se incrementará la seguridad en el municipio, además recalcó que los índices de violencia disminuyeron al 25% en Tehuacán, por lo tanto están resultado ineficaces las estrategias. Aunque se le cuestionó sobre si el Estado podría asumir nuevamente la seguridad en el municipio, solo se limitó a evadir la pregunta sin dar más detalles.

Es importante mencionar que desde hace dos semanas el área de Seguridad Pública se encuentra sin titular y aunque el director General de Gobierno, José Miguel Jiménez Castillo, mencionó hace unos días que él asumiría el cargo de manera indirecta, mientras se tomaba protesta al próximo director, lo cierto es que esa dependencia debe tener a su propio responsable.

Dos de los escándalos que ha enfrentado el Centro de Reinserción Social de Tehuacán (Cereso), han tenido que ver con una supuesta fiesta, específicamente en el área de mujeres, la cual días más tarde negó el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta y el más reciente , que fue un vídeo difundido en redes sociales, en dónde se agrede físicamente a dos personas privadas de su libertad que ingresan recientemente ha dicho penal.