Seis presuntos narcomenudistas, cuatro de ellos de la banda delictiva de El Pelón, fueron detenidos por policías estatales en diversos puntos de la ciudad de Puebla.

En una primera acción policial fueron capturados quienes dijeron llamarse Daniel S., de 23 años, y José de Jesús V., de 18, los cuales estaban en posesión de 95 cigarrillos de marihuana, 24 dosis de “cristal” y nueve de LSD. 

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) labores de inteligencia por internet, permitieron identificar las actividades de estas dos personas, por lo que se implementó un operativo para detenerlos, lo que finalmente se consiguió en el estacionamiento de un supermercado ubicado en la zona de la colonia Las Ánimas, cuando pretendían realizar la compra-venta de las sustancias. 

Ambas personas quedaron a disposición del Ministerio Público por su presunta responsabilidad en delitos contra la salud.

Cuatro eran de la banda delictiva de El Pelón 

Por otro lado, agentes estatales arrestaron en la colonia Miguel Hidalgo, ubicada al sur de la ciudad, a cuatro presuntos operadores de la banda de El Pelón, uno de ellos incluido en el atlas delictivo del Gobierno del Estado.

Los asegurados fueron encontrados en posesión de aparentes drogas y con información de contabilidad del grupo delictivo. 

Los sospechosos fueron identificados como Rafael R., alias El Robin Hood (presuntamente uno de los hombres cercanos a Abraham Filiberto R., alias “El Pelón”), Emmanuel M., Victoria I., y Guadalupe Michel T., a quienes se les encontró en posesión de 104 bolsas con cocaína y seis de aparente cristal, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades ministeriales. 

Entre sus pertenencias, los uniformados les encontraron también hojas en las que estaban anotados nombres, cantidades de droga y ganancias, así como la lista de gastos que forman parte de la contabilidad del grupo delictivo. 

La banda de El Pelón, según las autoridades estatales, se dedica a delitos como narcomenudeo, robo, extorsión y robo de autopartes. El sur de la ciudad es su zona de influencia y al grupo delictivo se le relaciona con el asesinato de un agente de la Policía Municipal ocurrido en noviembre de 2019.