Con el semáforo epidemiológico del coronavirus en alerta máxima, el gobierno de Puebla realizó en el municipio de Nealtican una ceremonia presencial con motivo del inicio del inicio de clases, en la que fueron citados menores de edad para recibir libros de texto.

Por lo menos dos niños fueron pasados al presidum para que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta entregara de forma simbólica libros de texto gratuito.

En la ceremonia también estuvieron presentes el secretario de Educación Pública, Melitón Lozano Pérez, así como la esposa del gobernador María del Rosario Orozco Caballero, e integrantes del equipo de seguridad del mandatario.

De acuerdo con el semáforo epidemiológico del gobierno del estado, el municipio de Nealtican se encuentra en la región centro que fue catalogada en color rojo que implica un riesgo máximo de transmisión de covid-19.

Datos de la Secretaría de Salud federal indican que Nealtican, que cuenta con 13 mil 190 habitantes, suma dos contagios activos, así como 11 casos acumulados, además de cinco defunciones y tres personas recuperadas.

En su mensaje, Barbosa Huerta reconoció que el estado aún vive una crisis sanitaria debido a que la pandemia de coronavirus sigue activa, por lo que pidió a los padres ser comprensivos y apoyar a hijos en sus casas, pues aún hay riesgo de contagios si regresan a las aulas.

Señaló que su gobierno ha sido rígido en la aplicación de medidas sanitarias, por lo que no se abrieron industrias como la automotriz, la minera y de la construcción cuando se indicó a nivel nacional, pues en Puebla no había condiciones. 

Inician clases a distancia en Puebla

Durante la ceremonia, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) refirió que iniciaron clases a distancia un total de 1 millón 700 mil alumnos poblanos.

Detalló que los alumnos iniciarán primero un curso compensatorio con libros de texto del ciclo escolar pasado, pues de forma íntegra, las clases con los nuevos textos iniciarán a partir del 17 de septiembre.

Indicó que sería complicado esperar a que toda la distribución de los libros se complete, por lo que se iniciaron clases con ejemplares del ciclo pasado. Añadió que la recepción de los nuevos textos tiene un avance del 47 por ciento.

El funcionario solicitó la ayuda de los padres de familia para que asistan a sus hijos mientras observan sus clases por televisión. Indicó que no se trata de sustituir a los profesores sino de que los tutores elaboren rutinas, horarios y lugares de trabajo para los alumnos.