La Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), región Puebla y Tlaxcala, lamentó la cerrazón de la Secretaría de Economía, de Gobernación y de Administración estatal para recibir las propuestas de más de 360 socios para participar en la confección de un millón de uniformes para el ciclo escolar 2020-2021 y generar de 900 a 1 mil empleos directos en la entidad.

Esta semana se cerraron tres concursos por invitación para que empresas vendieran pantalones y faldas, suéteres y playeras, así como zapatos, para los uniformes que el gobierno estatal entregará de forma gratuita a partir del mes de septiembre.

En entrevista con e-consulta el presidente de la Canaive, Federico Carmona Ocaña, recordó que desde el pasado mes de julio entregó una primera carta dirigida al gobernador Miguel Barbosa Huerta para pedir que se abriera la licitación de uniformes para al menos 30 empresas, pues invitar solo a cinco eran muy pocas para elaborar más de un millón de prendas.

“Con Olivia (Salomón Vibaldo, secretaria de Economía) platicamos en las reuniones que tuvimos con el CCE (Consejo Coordinador Empresarial) para que ella la hiciera llegar al gobernador y nos incluyeran, y hasta la fecha no nos dio respuesta, nos dijo que no era el canal para llegar a él. Nosotros hemos metido tres cartas diferentes y la última fue el martes (18 de agosto) directamente a la Secretaría de Administración y no nos la querían recibir”, comentó Carmona Ocaña.

Además se entregó otra carta el 6 de agosto en la Secretaría de Gobernación, la cual fue recibida por la Oficialía de partes, aunque al igual que con las otras dos, la Canaive nunca recibió respuesta para hacer un planteamiento al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Sobrecosto fue más político que económico

Carmona Ocaña señaló que su única petición es que las empresas del sector sean incluidas en los concursos y se permita reactivar de 900 a 1 mil empleos directos e indirectos, por lo que la invitación a los concursos debe ser abierta y no restringida.

Esto incluso ha provocado un proceso poco transparente y hasta este jueves el fallo no se ha hecho público aunque se programó para el miércoles 19 de agosto.

El empresario reiteró que la Cámara no es culpable del supuesto sobrecosto de 30 millones de pesos en los uniformes del año pasado, según lo acusó el actual gobierno estatal, tras la compra de un millón de conjuntos y 713 mil pares de zapatos en 379.8 millones de pesos, durante la administración de Guillermo Pacheco Pulido.

Explicó que fue un tema ajeno a su gestión y fue más político que propiamente del negocio de la maquila, pues en su momento se creó una asociación paralela a la Canaive para firmar el convenio.

Prueba de que el sector no tuvo que ver es que hasta el momento el único detenido por el caso es Óscar Chapa Palomeque, quien era Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública Estatal durante la administración pasada, agregó.

Concursantes sin experiencia

Carmona Ocaña explicó que las empresas participantes en el concurso por invitación no son especialistas en el tema de confección y son del gremio "hilandero", es decir, su especialidad es la fabricación de hilos y no propiamente de prendas, lo cual deja mucho que desear para el momento de evaluar el producto final.

Hay que recordar que el gobierno del estado abrió tres licitaciones. La primera para la compra de calzado escolar, a la cual convocó a las empresas Grupo Grismar S.A. de C.V.; Grupo Pellini S.A. de C.V.; Manufacturas Aguirre de León S.A. de C.V.; Vía Donna S.A. de C.V. y la persona física María Guadalupe Ramírez Villalobos.

La segunda para la adquisición de suéteres y playeras tipo polo del uniforme escolar, a la que se llamó a Becc Manufacturas S.A. de C.V.; Impulsora Textil Mexicana S.A. de C.V.; Ventas Búfalo S.A. de C.V. y una cuarta de la que no pudo ubicarse el nombre.

Finalmente la tercera fue para faldas y pantalones, donde se consideró a Gesto Max S.A. de C.V.; Consorcio Inuus S. de R.L. de C.V.; Suministro de Bienes y Servicios Monrat S.A. de C.V y dos empresas que participaron en otras asignaciones: Ventas Búfalo e Impulsora Textil Mexicana SA de CV.

“Ninguna de las empresas que aparece son socias de la asociación y no se dedican a la confección ya que se dedican a fabricar hilos”, aseguró Carmona Ocaña, quien reiteró el llamado al gobernador a ser más localista y beneficiar a las empresas poblanas que se encuentran muy golpeadas por la pandemia del Covid-19.