Al rendir su denuncia de hechos, Emilio Lozoya Austin declaró que se reunió en agosto de 2014 con el entonces senador y hoy gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, en donde se planteó el cambio de su hermano de una planta de Pemex en Guerrero a las oficinas centrales de la paraestatal.

Así se aprecia en el documento de 60 páginas que comenzó a circular la noche de este miércoles con la declaración completa del ex funcionario federal ante la Fiscalía General de la República, que habría hecho el pasado 11 de agosto como parte del proceso que se le sigue para aclarar los supuestos sobornos de la empresa Odebretch en México.

En la página 32 se incluye el extracto dado a conocer el pasado martes, respecto a que Lozoya recibió la indicación del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, de atender las peticiones de Barbosa Huerta para reubicar a su hermano de una terminal de almacenamiento de Pemex en el estado de Guerrero, a las oficinas centrales de la Ciudad de México.

De cumplirse su petición, no armaría una revuelta por parte del PRD para la aprobación de la Reforma Energética.

El pasado martes Imagen TV expuso que también se habría solicitado la entrega de 100 mil dólares al ex perredista, sin embargo en el documento dado a conocer este miércoles no se ubica esa parte.

No obstante Lozoya expuso que se reunió con el ex senador poblano en las oficinas de la dirección general de Pemex en agosto de 2014, y sugirió que siguieran en contacto para temas de “mutuo interés”.

Refirió que las peticiones de Barbosa fueron atendidas y su hermano comenzó a laborar en las oficinas centrales, a pesar de que su experiencia era en “campo”.

Detalló que del 3 al 5 de marzo de 2015 volvió a platicar con Barbosa durante una gira del presidente Enrique Peña Nieto por Inglaterra, donde le agradeció el cambio a favor de su hermano.

Cabe señalar que este miércoles se difundió un extracto de la denuncia –página 20- donde solo se aprecia el nombre de seis legisladores del PAN que habrían recibido sobornos, por lo que se adelantó que no estaba Barbosa dentro de la denuncia de Lozoya, sin embargo él aparece páginas adelante.

Barbosa niega versión

Cabe señalar que desde el martes pasado, el gobernador de Puebla calificó de falsa la declaración atribuida a Emilio Lozoya y sostuvo que nunca podrán probarle que recibió sobornos por parte del exdirector de Petróleos Mexicanos cuando se desempeñaba como senador de la República.

Retó al excolaborador de Enrique Peña Nieto a presentar pruebas de sus señalamientos y anunció que presentará una demanda por daño moral en su contra.

Aseguró que no habrá videos, grabaciones o recibos que lo involucren en la recepción de dinero a cambio de la aprobación de la Reforma Energética.

“Así es que estoy tranquilo, eh, estoy limpio. Desconozco las motivaciones que están en el origen de llevar a que aparezca yo ahí; lo sabré; me llegaré a enterar de dónde salen esas motivaciones y esa perversión. Yo estoy limpio, yo actúo con honestidad y con buena fe”, acotó.

“Lo reto –a Lozoya– a que presente una sola prueba. Yo nunca apareceré en ningún video, eh, en ninguna grabación. Yo nunca hablé con Lozoya ni por vía telefónica ni de manera personal, jamás (…) no habrá recibos, no habrá grabaciones”, declaró.

El gobernador recordó que se ausentó de la discusión de la Reforma Energética en el Pleno del Senado debido a que fue operado para amputarle el pie derecho a consecuencia de la diabetes que padece, pero insistió en que su postura en contra siempre fue pública.

Respecto al tema de su hermano, señaló que es mentira el señalamiento, pues tiene más de 30 años laborando como ingeniero en distintas oficinas de Pemex como Guerrero, Tehuacán, Hidalgo, Guanajuato, en estaciones de gasolina de la Zona Metropolitana del país y aseguró que nunca ha estado en oficinas centrales.