Al rendir su declaración de hechos, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, sostuvo que el ex senador y hoy gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, recibió sobornos al igual que otros seis legisladores para trabajar en favor de la Reforma Energética durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Así lo reportó la noche de este lunes el periodista Ciro Gómez Leyva en su noticiero de Imagen Noticias.

Según el documento citado, Lozoya aseguró que se repartieron 80 millones de pesos en efectivo para lograr el aval a la reforma, conforme lo indicaba el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, entre 2013 y 2014.

Entre los legisladores involucrados se cita a Ernesto Cordero, Francisco Domínguez, Jorge Luis Lavalle, Salvador Vega Casillas y Ricardo Anaya del PAN; a David Penchyna del PRI y a Barbosa del PRD.

Lozoya expuso que recibió la indicación de atender las peticiones de Barbosa Huerta para reubicar a su hermano de una terminal de almacenamiento de Pemex en el estado de Guerrero, donde trabajaba, a las oficinas centrales de la Ciudad de México.

De cumplirse su petición, no armaría una revuelta por parte del PRD para la aprobación de la Reforma Energética, además de solicitar la entrega de 100 mil dólares.

A mediados de julio, cuando se dio a conocer esta versión a través de columnas periodísticas, Barbosa negó que haya tenido algún contacto con el ex director de Pemex o que haya enviado a personas a solicitar favores o dinero con tal de consentir la reforma.

Incluso recordó que votó en contra de la reforma energética cuando fue senador y coordinador de la fracción del PRD.

En una conferencia de prensa reiteró que nunca entabló ninguna plática con Lozoya y sostuvo que está limpio, “nunca acudí a ninguna oficina y el Peñato nunca me dio una cantidad de dinero, jamás por ninguna participación, estoy limpio y cualquier imputación que me hagan la voy a aclarar”.