El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo que nunca podrán probarle que recibió sobornos por parte del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin para aprobar la Reforma Energética, cuando se desempeñaba como senador de la República.

El mandatario retó al excolaborador de Enrique Peña Nieto a presentar pruebas de sus señalamientos y anunció que presentará una demanda en su contra por daño moral.

En su conferencia de prensa de este martes, Barbosa aseguró que no habrá videos, grabaciones o recibos que lo involucren en la recepción de dinero a cambio de la aprobación de la Reforma Energética.

“Así es que estoy tranquilo, eh, estoy limpio. Desconozco las motivaciones que están en el origen de llevar a que aparezca yo ahí; lo sabré; me llegaré a enterar de dónde salen esas motivaciones y esa perversión. Yo estoy limpio, yo actúo con honestidad y con buena fe”, acotó.

Señalan a Barbosa

Fue el periodista Ciro Gómez Leyva, quien en su noticiero de Imagen Televisión el lunes presentó la declaración en la que Lozoya acusa a Barbosa, a otros seis exfuncionarios y a otros exlegisladores, de recibir sobornos a cambio de su respaldo a la Reforma Energética, que fue uno de los proyectos pilares de la gestión de Peña Nieto.

Según lo declarado, una de las peticiones de Barbosa consistió en trasladar a su hermano como trabajador de Pemex, de una terminal de almacenamiento en Guerrero a las oficinas centrales de la Ciudad de México, a cambio de no armar una revuelta con el PRD –partido en el que militaba- en contra del proyecto peñista.

De acuerdo con la versión, Lozoya habría entregado a través de terceros, 80 millones de pesos a siete exlegisladores, entre los que además de Barbosa, que era presidente del Senado en 2013, también se menciona a Ricardo Anaya, Ernesto Cordero, David Penchyna, José Luis Lavalle Maury, Salvador Vega Casillas, así como a Francisco Domínguez, hoy gobernador de Querétaro.

No habrá pruebas en mi contra

En su conferencia de prensa de este martes, Barbosa aseguró que nunca recibió sobornos y que, por el contrario, su activismo en contra de la Reforma Energética, junto a personajes perredistas como Cuauhtémoc Cárdenas, fue de todos conocido así como su voto en contra del proyecto peñista.

En ese sentido, dijo que él no aparecerá en videos, recibos o alguna otra prueba de las que se especula que Lozoya difundirá en próximos días.

“Lo reto –a Lozoya– a que presente una sola prueba. Yo nunca apareceré en ningún video, eh, en ninguna grabación. Yo nunca hablé con Lozoya ni por vía telefónica ni de manera personal, jamás (…) no habrá recibos, no habrá grabaciones”, declaró.

El gobernador recordó que se ausentó de la discusión de la Reforma Energética en el Pleno del Senado debido a que fue operado para amputarle el pie derecho a consecuencia de la diabetes que padece, pero insistió en que su postura en contra siempre fue pública.

Respecto al tema de su hermano, señaló que es mentira el señalamiento, pues tiene más de 30 años laborando como ingeniero en distintas oficinas de Pemex como Guerrero, Tehuacán, Hidalgo, Guanajuato, en estaciones de gasolina de la Zona Metropolitana del país y aseguró que nunca ha estado en oficinas centrales.

Anunció que presentará una demanda en contra de Lozoya Austin por daño moral, pues insistió en que sus acusaciones son falsas.

Descarta fuego amigo

Barbosa descartó que los señalamientos en su contra sean “fuego amigo”, pero indicó que se pregunta cuál es la intención de involucrarlo en el caso de Lozoya.

 “(…) solo me hago preguntas y pronto sabré por qué este señalamiento totalmente infundado, totalmente loco”, acotó.