Una ex escolta del Presidente Andrés Manuel López ObradorPaloma Rachel Aguilar Correa, defendida por el mandatario como una persona incorruptible, fue ubicada en el SAT como Administradora General de Recursos y Servicios, responsable del manejo presupuestal del organismo.

Pero su arribo a la dependencia no fue el único pues llegaron a ocupar puestos de importancia su suegro, su novio, así como amigos y colaboradores, seis personas en total.

El diario Reforma explica que ninguno tenía experiencia relacionada con los cargos que ahora ocupan, pese a ser un requisito.

En septiembre de 2019, Aguilar Correa fue designada Administradora General y tres meses después metió al SAT a su suegro Javier Portugal Haces, quien de comercializar cintas adhesivas pasó a ocupar el cargo de Administrador de Operación de Recursos y Servicios.

Además Paloma Aguilar nombró como Administrador Central de Operación de Recursos y Servicios a Jorge Antonio Dorantes Arellano, quien en 2018 colaboró en su campaña como candidata a diputada federal en San Luis Potosí. También entraron sus amigos Raymundo Castañón Aguilar, como Administrador de Operación de Recursos y Servicios “5”, y Montserrat Berrones Martínez, como Administradora de Gestión Interna. En el SAT también trabaja ahora su amiga Claudia Carolina Coutiño Acosta, como Administradora para el Destino de Bienes, y finalmente en febrero de este año se integró su pareja, Ángel Javier Portugal Dorantes. Al igual que Aguilar Correa, Portugal Dorantes trabajó en la Ayudantía del Presidente y ahora es Administrador Central de Servicios Tributarios al Contribuyente.