Puebla alcanzó la 3 mil 18 muertes por Covid-19, que representan al 12.3 por ciento de las 24 mil 443 personas que han contraído el virus a lo largo de la pandemia en el estado, desde marzo pasado.

Las cifras indican que por cada ocho personas contagiadas una falleció, según datos de la Secretaría de Salud del estado.

Más del 60 por ciento de las personas que fallecieron padecían alguna comorbilidad como obesidad, diabetes, hipertensión, tabaquismo, enfermedades pulmonares crónicas e incluso VIH.

Este martes la dependencia confirmó 231 nuevos contagios, que se sumaron a los 24 mil 212 reportados el lunes, para hacer un total de 24 mil 443, y de éstos 1 mil 319 son casos activos.

Para dimensionar el número de personas que han perdido la vida, se puede tomar en cuenta la población de los municipios de Teotlalco y Cuayuca de Andrade, de 3 mil 135 y 3 mil 163 personas, respectivamente.

El Auditorio de la Reforma –en otro ejemplo- tiene un aforo para 1 mil 815 personas, por lo que las muertes por Covid-19 superan ya en un 66 por ciento esa cifra.

Tienen 80 municipios casos activos

De los 231 nuevos contagios reportados este día, 170 son casos activos y 61 son registros que no habían sido notificados a las autoridades sanitarias estatales.

El domingo fueron ubicados 194 contagios, por lo que en relación con este día, los casos disminuyeron.

Puebla acumula 24 mil 443 contagios de los que 1 mil 319 son casos activos, distribuidos en 80 municipios del estado pero el 73 por ciento se concentra en la capital y su zona conurbada.

La dependencia también reportó a 833 personas hospitalizadas por presentar síntomas relacionados con el virus, de las que 155 tienen un estado de salud crítico por lo que son asistidas con un ventilador mecánico.

En las últimas 24 horas también fueron documentadas 15 muertes, por lo que suman ya 3 mil 18 que representan el 12.3 por ciento de las 24 mil 443 personas que han tenido un contagio.

De acuerdo con el director de Vigilancia Epidemiológica, José Fernando Huerta Romano, en más del 60 de las muertes las personas vivían con alguna comoborbilidad como obesidad, diabetes, hipertensión, tabaquismo, enfermedades pulmonares crónicas e incluso VIH.

Por otra parte, el secretario de Salud, José Antonio Martínez García, reportó que para hacer frente a la pandemia se contrataron en el estado 1 mil 92 médicos con recursos estatales y 403 con presupuesto del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), para sumar un total de 1 mil 495.