Padre e hijo, de 52 y 25 años de edad, respectivamente, fueron hallados muertos en un paraje de Atlixco, tras cinco días de intensa búsqueda por parte de sus familiares, quienes desde el 2 de julio ya no tuvieron más noticias de ellos, luego de que salieran a trabajar al campo.

Se trata de Manuel Aca, de 52 años de edad, y Gamaliel, de 25, quienes a bordo de una motocicleta y un tractor salieron a trabajar con dirección a la junta auxiliar de la Trinidad Tepango, en Atlixco.

Al llegar la noche, ninguno de los dos regresó a casa por lo que su familia comenzó a buscarlos con los vecinos, parientes y conocidos, sin tener rastro alguno de su paradero.

Conforme las horas avanzaron, los parientes prefirieron solicitar el apoyo y la intervención de las autoridades ministeriales, por lo que acudieron ante el agente del Ministerio Público para interponer la denuncia por desaparición de persona.

Fue así como la Fiscalía de Puebla emitió un boletín de búsqueda con el objetivo de ubicar y regresar a las víctimas con sus familiares. La campaña en redes sociales no se detuvo.

Este 7 de agosto por la mañana, la búsqueda terminó con el hallazgo de los cadáveres de ambos, que fueron encontrados en terrenos de cultivo entre la Hacienda Zapotitlán y Camino Real.

Ahí lugareños descubrieron que las víctimas tenían impactos de arma de fuego pero además se encontraban en avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que fueron asesinados desde el día en el que desaparecieron.

Hasta ahora el principal móvil de los hechos es el robo de la motocicleta y el tractor en el que ambos viajaban, ya que no fueron localizados en el sitio.