El nombre de Mariah Carey  se encuentra envuelto en tremenda polémica luego de que su hermana, Alison, denunciara a la madre de ambas por supuestos abusos sexuales.

Resulta que Alison acudió ante la Corte Suprema de Nueva York para dar cuenta de los aparentes abusos que padeció al ser forzada a mantener relaciones sexuales de distintas índoles con extraños cuando ella solo tenía 10 años de edad.

La hermana de la cantante explicó que recientemente fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático, mismo que desarrolló durante varias décadas y que supuestamente se originó en la infancia tras la explotación que vivió a manos de su propia madre, quien además de lo antes mencionado, también habría ofrecido a la entonces menor a ciertos “rituales satánicos” que implicaban todo tipo prácticas sexuales tanto con adultos como con menores.

 “La acusada, que es la madre de la denunciante, permitía y animaba a una serie de hombres cuyas identidades no han trascendido a participar en dinámicas sexuales que, bajo las leyes del estado, constituyen diferentes delitos de carácter sexual, los cuales se perpetraban desde que la demandante tenía aproximadamente 10 años de edad”, dice parte de la exposición de motivos en la denuncia.

Cabe señalar que en su demanda, Alison Carey, quien contrajo VIH mientras estuvo malviviendo por las calles de Nueva York, exige una cuantiosa indemnización con el objetivo de aminorar hasta cierto punto la “ansiedad”, “estrés” y “angustia” que ha sufrido durante varios años a raíz de estos lamentables hechos.