El Congreso de Puebla amplió la jurisdicción del gobierno estatal para que tenga el control de la publicidad en un área de 600 metros alrededor de carreteras estatales y federales.

Por iniciativa del gobernador Miguel Barbosa Huerta los diputados de Juntos Haremos Historia echaron abajo la reforma que ellos mismos aprobaron en 2019, para que la regulación estuviera a cargo de los municipios.

Ahora la administración estatal cobrará por la colocación y operación de espectaculares, pantallas, anuncios, vallas y demás elementos publicitarios que solo por un año regularon los ayuntamientos.

La reforma del mandatario para ampliar su jurisdicción fue aprobada este miércoles, entre señalamientos de inconstitucionalidad, en la sesión extraordinaria del pleno realizada de forma virtual.

Tras dos horas y media de discusión se avaló con 26 votos a favor de la coalición Juntos Haremos Historia; 12 en contra del PAN, el PRI, el PRD, José Juan Espinosa Torres (del PT) y el diputado sin partido Héctor Alonso Granados, así como dos abstenciones de Uruviel González Vieyra (de CPP) y Carlos Morales Álvarez (de MC).

Dan manga ancha al gobierno

Hasta marzo de este año los ayuntamientos regulaban la publicidad en vías estatales y municipales, pero con las reformas de este día los legisladores entregaron el control al gobierno del estado en vías estatales y hasta en las federales, atribución que no se tenía ni en los gobiernos panistas.

Para esto crearon una jurisdicción estatal en territorio municipal, denominada “zonas adyacentes”, donde ahora la administración estatal tendrá injerencia.

Para la nueva figura se agregó una fracción LXII al artículo 4 de la Ley de Protección al Medio Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable, que definirá a las “zonas adyacentes” como:

“Las que lindan con una vialidad de jurisdicción federal, estatal o municipal, hasta en una distancia de cien metros tratándose de vialidades de jurisdicción municipal y trescientos metros tratándose de Vialidades de Jurisdicción Estatal y Vías Federales, contados en el caso de las estatales a partir del límite de éstas y en el caso de las federales a partir del límite de su jurisdicción ".

Con lo anterior el gobierno del estado ahora tendrá 300 metros de jurisdicción en cada lado de las carreteras federales y estatales, es decir, 600 metros en total.

La oposición denunció que esta figura resulta inconstitucional porque invade las jurisdicciones federal y municipal, sin embargo, el grupo mayoritario en el poder Legislativo no movió ni una coma a la iniciativa enviada por Barbosa Huerta en mayo.

Entregan control de publicidad

Para que el gobierno estatal tenga el control de la publicidad en la nueva jurisdicción, se reformó también el artículo 143 bis de la misma ley, para establecer:

"El gobierno del estado, a través de la Secretaría (de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial), prevendrá y controlará la contaminación visual en vialidades de jurisdicción estatal, en zonas adyacentes a dichas vialidades y a las vías de jurisdicción federal que se encuentren en el estado, así como en bienes inmuebles propiedad o al cuidado del Estado".

Únicamente se dejó a los ayuntamientos el control en vías municipales, pues el mismo artículo señala:

“Los ayuntamientos regularán la contaminación visual provocada por publicidad que degrade la imagen del entorno ambiental en los centros de población, vialidades de jurisdicción municipal, sus zonas adyacentes, espacios públicos y bienes inmuebles propiedad del municipio”.

Cambian reformas a modo

Esta fue la tercera modificación que se hizo al artículo 143 bis solo en el año y diez meses que lleva la LX Legislatura, con mayoría de Morena, PT y PES.

En marzo de 2019, antes de que Barbosa Huerta fuera gobernador, los diputados de Juntos Haremos Historia revocaron una reforma del exgobernador Rafael Moreno Valle que concentraba el control de la publicidad en el gobierno estatal, pues entonces defendieron que la regulación (en vías estatales y municipales) correspondía a los ayuntamientos.

Un año después, en marzo de este año, los mismos legisladores cambiaron de opinión y quitaron a los municipios la regulación en vías estatales, por iniciativa del ya gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Con la modificación de este día, el bloque mayoritario no solo entregó al gobierno estatal el control de la publicidad en vías federales (el cual no se tenía ni con Moreno Valle), sino que se creó la nueva jurisdicción estatal en territorio municipal.

La sesión extraordinaria de este miércoles también fue convocada para aprobar otra reforma de Barbosa Huerta, para prohibir la propaganda electoral en la vía pública a partir de las campañas de 2021, la cual fue votada en contra por el PT.