El arzobispo de Puebla pidió por las 250 familias de los migrantes que murieron de Covid-19 en Estados Unidos y señaló que este día concluyó el octavario que se realizó de manera  simultánea en cuatro diócesis de la provincia eclesiástica de Puebla, Tlaxcala, Tehuacán y Huajuapan.

En misa dominical el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, señaló que en misas simultáneas se realizó una cadena de oración desde el pasado 5 de julio hasta este domingo 12 julio, en conjunto con las cuatro diócesis para pedir que pronto pase la pandemia que ha dejado enfermedad y muerte.

"Vamos a seguir celebrando nuestra Santa Misa celebrando en honor de nuestra madre de Ocotlán, de nuestra provincia eclesiástica angelopolitana, de nuestra provincia eclesiástica integrada por las diócesis de Puebla, Tehuacán, Huajuapan y Tlaxcala. Nuestra Señora de Ocotlán, estamos seguros que ante esta pandemia que estamos padeciendo intercederá por nosotros", dijo. 

El arzobispo se solidarizó con las familias poblanas que perdieron a sus seres queridos por la pandemia, en EU, quienes se encuentran sufriendo por la muerte y separación de familiares.

“Estamos viviendo momentos difíciles y muchas familias están sufriendo mucho por la muerte y enfermedad de un ser querido. También ayer llegaron las 245 urnas con cenizas de hermanos casi todos poblanos que llegaron de Estados Unidos" indicó.

Sanchez Espinosa pidió en especial por todo el personal médico y de servicio que está en los hospitales dando vida para salvar la vida de los que se encuentran enfermos de coronavirus.

Exhortó a que todas las familias permanezcan en casa y quien tenga que salir por necesidad de trabajo, siga  todas las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias para evitar más contagios de Covid-19.