Ciudad de México.- Después de un largo viaje, que se fincó en la ilusión de alcanzar una mejor vida para ellos y para los suyos, 245 mexicanos y mexicanas -104 de ellos originarios de Puebla- ya están en casa, para descansar.

El Covid-19 les arrancó los anhelos y les consumió la existencia, pero ahora sus familias podrán tener al menos sus cenizas, para recordarlos y sentirlos cerca.

“Este es un día triste, pero también es un día que nos va dar paz y remanso a todos, porque llegan a su patria a descansar en paz y a regresar a su terruño”, dijo Jorge Islas López, cónsul general de México en Nueva York.

Sus palabras se escucharon, como principal orador en la ceremonia para honrar la llegada de las 245 urnas de paisanos y paisanas que fallecieron en la zona triestatal de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, esa región imaginaria del noreste de Estados Unidos, bautizada como Puebla York.

“Descansen en paz los mexicanos que cayeron en el cumplimento de su deber”, agregó Islas en el acto que se realizó la noche de este sábado en el hangar del Sexto Grupo Aéreo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), antes conocido como Hangar Presidencial.

De los restos, 104 son de poblanos y poblanas, quienes ahora continuarán su viaje a sus lugares de origen, la mayoría de municipios y poblanos de la Región Mixteca, cuyo traslado acompaña y financia el gobierno del estado, que encabeza Miguel Barbosa Huerta, a través del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante (IPAM).

De nuevo en casa

El avión de la Fuerza Aérea Mexicana que, con permisos especiales de las autoridades locales y estatales estadounidenses, trajo las cenizas, aterrizó a las 20:37 horas y solamente llevó unos minutos su “carreteo” por pista, hasta colocarse frente al Hangar que antes utilizaron en exclusiva otros presidentes de la República.

Las urnas las recibió personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), militares y representantes de los gobiernos de los estados de donde los fallecidos eran originarios: Puebla (104 urnas), Tlaxcala (18), Estado de México (31), Oaxaca (17) y Veracruz (6), entre otros.

Simbólicamente, cinco urnas fueron colocadas en una mesa con flores y los funcionarios realizaron una guardia de honor.

Las urnas llevan las cenizas de Rigoberto García Sarmiento, José Luis Sánchez, Isabel Priego Rodríguez, Anastasio Gómez Luna y Juan Flores Sánchez.

El cónsul Islas Hernández reflexionó sobre la muerte de la mayoría, lamentablemente aislados y solos”, pero cumpliendo con “su trabajo para sostener a sus familias, tanto en Estados Unidos, como en México”.

En su oportunidad, el director general para América del Norte de la SER, Roberto Velasco, dijo que “más de mil 500 personas mexicanas han fallecido fuera de nuestro país”, a causa del COVID-19, y que la repatriación de sus restos es una forma que tienen “México de agradecer lo mucho que aportan nuestros migrantes desde el extranjero”, por lo que es menester “darles el último adiós en su tierra”.

Este mismo sábado por la mañana, en la Catedral de San Patricio, el cardenal Timothy Dolan ofició una misa para honrar a los mexicanos muertos por Covid-19 en el área triestatal; en la ceremonia religiosa estuvo presente Jorge Islas López, cónsul general de México en Nueva York.

De acuerdo con los datos de la SRE, en todo el territorio estadounidense han muerto mil 345 mexicanos y mexicanas por Covid-19.

Fotos nota: Exilio.mx