El Consejo de Comerciantes del Centro Histórico informó que tras la apertura parcial del Centro Histórico, sus afiliados seguirán abriendo parcialmente con un esquema de citas vía WhatsApp o ventas en líneas, por lo que tendrán que 'torear' a las autoridades por temor a ser clausurados.

En entrevista, el presidente del organismo, José Juan Ayala Vázquez, señaló que de los 10 mil locales que agrupa el Consejo, dos mil están abiertos por que son esenciales y otro porcentaje, sin especificar cuántos, lo ha hecho 'toreando' a la autoridad, como si fueran negocios clandestinos.

Esto, dijo, por la falta de coordinación entre las autoridades, que produce incertidumbre en el gremio pues recordó que por parte del Ayuntamiento se hizo una reapertura parcial y condicionada del Centro Histórico, a fin de desahogar la aglomeración vehicular.

Pero por parte del gobierno del estado existen amenazas de clausuras,pues insiste en que no hay condiciones para  reabrir debido al alto índice de contagios de Covid-19 en la entidad poblana. Por eso muchos de los afiliados abrirán no para generar un ingreso, sino por la subsistencia, luego de más de 115 días inactivos. 

“Algunos están intentando tener recursos pero están trabajando como si fueran malos o delincuentes, con la cortina a la mitad o incluso hasta por WhatsApp están intentando tener un poco de recurso. La verdad es que el hecho de estar amenazados de clausuras nos da mucho temor”, explicó.

Asimismo hizo la invitación a la población en general a que resguarde a los adultos mayores y los que tenga la necesidad de salir, que máximo sean dos personas y se regresen a su domicilio, para así evitar más contagios así como ser respetuoso de los protocolos sanitarios tanto clientes como comerciante. 

Finalmente señaló que en este periodo de reapertura parcial del Centro Histórico, tendrán un alza en las ventas debido a que la gente tampoco tiene ingresos y una vez que cambie el semáforo epidemiológico de rojo a naranja y se pueden abrir r de manera paulatina, los comercios tardarán hasta tres meses para nivelar las ventas.

Cabe recordar que hasta el momento el líder del comercio en el primer cuadro de la ciudad ha comentado que al menos 1 mil comercios, de todos los giros, no aguantaron la extensión del confinamiento y le reportaron el cierre definitivo, por lo que 4 mil familias resultaron afectadas.