En Puebla ocurrieron 63 feminicidios durante la primera mitad del año, según el conteo independiente del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), que son 40% más que los reportados el año pasado en el mismo periodo. 

La FGE ha contabilizado únicamente 28 feminicidios en el estado de Puebla hasta el 31 de mayo del presente año.

Las cifras del Odesyr  muestran un aumento de 40% respecto a los feminicidios reportados por la misma asociación, en comparación con los 44 casos reportados en el mismo periodo al año pasado.

A pesar de que la violencia contra la mujer es una constante en México y Puebla, la directora de Odesyr, Cinayini Carrasco, considera como una posible variable para el alza el confinamiento en el hogar a causa de la pandemia de COVID-19

La activista considera que el estado no ha emprendido acciones contundentes en atención a la violencia contra la mujer, pues ha sido una constante y observa que la impunidad imperante en estos casos aumenta la probabilidad de agresiones contra las mujeres, sin castigo.

El conteo de Odesyr se hace con base en un estudio hemerográfico diario, en el que las características de los hechos coinciden con los que estipulan los protocolos de atención contra la mujer como posibles feminicidios en el Código Penal del Estado de Puebla o la Ley para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia del Estado de Puebla.

Consideró que estas disparidades en cuanto a las cifras se dan en desatención a lo estipulado en protocolos de atención de género, fallas en la cadena de custodia u omisiones en la investigación, así como muertes violentas que dejan de ser investigadas como femicidios.