De último minuto, empresarios poblanos descartaron la presentación de amparos para abrir sus negocios, prolongaron el confinamiento por la pandemia de Covid-19 e instaron a la administración estatal y al Ayuntamiento de Puebla a dialogar para acordar una reapertura.

Ante la postura del sector privado, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco advirtieron que la cantidad de contagios que se registran en el estado impide la reanudación de actividades no esenciales y advirtieron sanciones si los comercios abren sin autorización.

En tanto, la federación ubicó a Puebla en color rojo del semáforo que mide la transmisión del coronavirus, lo que implica la imposibilidad de que se reanuden las actividades no esenciales.

Prolongan el confinamiento

El fin de semana, empresarios adheridos al Consejo de Comerciantes de Centro Histórico y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) advirtieron que abrirían este lunes sus comercios, aun si no contaban con el aval de las autoridades, pues señalaron que no les es posible soportar más la crisis económica.

Sin embargo, de último minuto la Canirac dio marcha atrás y pidió que ninguno de sus agremiados abriera sus puertas, según informó a través de un comunicado en el que acusó falta de una estrategia formal por parte de las autoridades municipales y estatales para lograr una reapertura adecuada.

En tanto, Marco Prósperi, presidente de la delegación en Puebla de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) descartó la presentación de amparos para lograr un aval para que abrir las cortinas, al tiempo que pidió al gobierno del estado que se sume a las mesas de dialogo que se iniciaron con la comuna, para que se logre un acuerdo.

“La autoridad ha fallado en el diálogo y la coordinación, hacer estas mesas de trabajo, hubiéramos avanzando mucho desde hace mucho tiempo, perdimos tiempo valioso y vamos tarde, teníamos ejemplos de otros países y no hemos hecho bien la tarea (…). No queremos llegar a instancias –de amparos, lo que necesitamos es salir juntos de esto, no poner más piedras en el camino”, acotó.

Barbosa sostiene: no hay condiciones para que el comercio reabra

En tanto, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo este lunes que no hay condiciones para que el comercio reabra en Puebla, ante la petición de cámaras empresariales para reanudar labores este inicio de semana.

Al reportar 824 nuevos contagios durante el fin de semana, Barbosa indicó que se mantendrá el diálogo con los representantes de los empresarios para que siga el confinamiento, pues señaló que esta semana hay un semáforo rojo en el estado que impide la reanudación de las labores que no son esenciales.

“Sigamos con la disciplina social, mantengamos el pacto comunitario, no estamos en Puebla en condiciones para retomar las actividades económicas, sociales, religiosas, no lo estamos (…)”.

El gobernador señaló que, de acuerdo con los resultados de las reuniones con el sector comercial, se dio marcha atrás al ultimátum de reabrir este lunes, por lo que se dijo agradecido con los comerciantes por mantener el cierre de sus negocios.

Por su parte, la alcaldesa de Puebla indicó a través de su cuenta de Twitter que no hay condiciones para abrir los comercios, por lo que hizo un llamado a la sociedad a la “empatía y a la solidaridad”.

“Llamo a la empatía, así como a la solidaridad de las poblanas y los poblanos, apelo a un sentido genuino de justicia para que la reactivación inicie lo antes posible. En esta ruta el primer paso es evitar la polarización social para enfocarnos en sumar esfuerzos (…) y pensar en que la prioridad es la salud social

En reuniones de trabajo que se realizaron el fin de semana, la autoridad municipal advirtió que Protección Civil sí cuenta con facultades para la clausura de negocios si es que estos deciden abrir antes de que haya autorización, según comentó el presidente de la Canaco.