Con un riesgo máximo o alto de transmisión de Covid-19 se encuentran cinco de las seis regiones en las que fue dividido el estado de Puebla para analizar la dispersión del virus.

De acuerdo con el gobierno del estado, únicamente la región nor-oriente con cabecera en Teziutlán se encuentra en semáforo amarillo, que significa un riesgo medio con tendencia estable e implica la posibilidad de abrir comercios no esenciales, con medidas de sanidad de por medio.

Destaca también la región sur-poniente representada por Izúcar de Matamoros, pues su semáforo es naranja pero con un riesgo alto de contagio y con una tendencia a la alza.

En tanto, las regiones de Tehuacán, Tecamachalco, Zacatlán y la capital, tienen un riesgo máximo con tendencia en aumento, por lo que están en semáforo rojo que impide la reanudación de las actividades no esenciales.

El semáforo de medición de la transmisión de Covid-19 es una herramienta del gobierno del estado, que se elabora con base en los contagios que ubica la Secretaría de Salud, y este se actualizada cada semana.

 

Empresas deben reconocer que no hay condiciones para abrir: Barbosa

En su conferencia de prensa de este lunes, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta abrió la puerta para entablar un dialogo con el sector privado, particularmente con las armadoras Volkswagen y Audi, toda vez que insistió en que no hay condiciones para que reanuden labores, como ya ocurrió.

“Vamos a dialogar con la Volkswagen o con cualquier empresa para que reconozcan que no hay condiciones para reiniciar actividades, es una situación muy complicada, lo reconocemos, sabemos que se está dañando la economía y lo reconocemos (…)”, explicó.

El gobernador indicó que habrá apoyos económicos para las empresas, pero insistió en que no hay condiciones para que se reanuden las labores productivas.

El mandatario también se refirió al pronunciamiento que este lunes realizaron empresarios adheridos a las cámaras Nacional del Comercio (Canaco) y la Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) para reanudar labores a partir del próximo lunes, al señalar que también se abrirán mesas de dialogo con estos organismos.

Hay que recordar que este lunes, Volkswagen reinició oficialmente su proceso de producción en la línea del Golf, Jetta y Tiguan con el 30 por ciento del personal, es decir, alrededor de 3 mil 400 trabajadores de sus casi 12 mil colaboradores.