El viernes Coca Cola  anunció que se encuentra suspendiendo su publicidad de las redes sociales, lo cual se dará “durante al menos 30 días” a partir de julio.

La empresa abandona Facebook en medio de un boicot por su manejo del discurso de odio y la desinformación.

“Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestros estándares y políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones internas y qué más podemos esperar de nuestros socios de redes sociales para librar a las plataformas de odio, violencia y contenido inapropiado”, informó la compañía en un comunicado.

Y agregó: “Les haremos saber que esperamos una mayor responsabilidad, acción y transparencia de ellos”.

El fundador de Facebook Mark Zuckerberg reveló que serán prohibidos los contenidos de odio en los anuncios pagados, que expresen “desprecio, rechazo o repulsión” hacia inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo o que sugieran que ciertas personas son una amenaza a la seguridad, la salud o la supervivencia de otros en base a su raza, etnia, origen nacional, religión, casta, orientación sexual, género o estatus migratorio.

"Las políticas que estamos implementando hoy están diseñadas para abordar la realidad de los desafíos que enfrenta nuestro país y cómo se muestran en nuestra comunidad", dijo Zuckerberg.

 

 

Foto Facebook / Coca Cola