En alusión a los gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN), que el domingo reprobaron la estrategia económica y de salud federal contra el Covid-19, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, los tildó de “golpistas” y “separatistas”, y aseguró que es momento de mantenernos unidos en la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

En la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se realizó este lunes en Xalapa, la capital del estado veracruzano, dijo: “convoco a mis colegas a que reflexionemos por el interés federal”.

“Pensamos que no son momentos de hacer grupos. Al contrario, es momento de unir esfuerzos de los estados. Sinceramente, me parece hasta una intención como golpista, perdón, pero lo veo de esa manera. Separatista sería mejor palabra”, dijo al arranque de su intervención en la conferencia presidencial.

García Jiménez también aseguró que en Veracruz la gente confía en el gobierno federal lopezobradorista y que ha sido un “éxito” la estrategia, precisamente por seguir los lineamientos que se dictan desde Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

Este domingo, 9 de los 10 integrantes de la Asociación Nacional de Gobernadores Panistas (GOAN) se reunieron en Dolores Hidalgo, Guanajuato, para reprochar la crisis económica que se ha generado por la epidemia de Coronavirus: “México vive tiempos de zozobra”, dijeron.

Advirtieron que hay la posibilidad de que se genere una “emergencia humanitaria donde emerja la violencia y la ingobernabilidad” y lanzaron un manifiesto en el que piden el respeto a las “libertades” y exigen que no se “satanice” a la oposición.

Asistieron a ese encuentro los gobernadores Francisco Domínguez de Querétaro; Mauricio Vila Dosal de Yucatán; Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas; José Rosas Aispuro de Durango; Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes y presidente de la GOAN; Carlos Joaquín González de Quintana Roo; Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur; Javier Corral, de Chihuahua; y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato.

Solamente faltó el mandatario de Nayarit, Antonio Echevarría