Gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) exigieron un nuevo Pacto Fiscal, favorecer las energías limpias y respetar a los órganos reguladores y la pluralidad, para que México no vuelva a ser la “voluntad de un solo hombre”.

Reunidos en Dolores Hidalgo, Guanajuato, los mandatarios de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán reprocharon que los estados han tenido que enfrentar la emergencia sanitaria sin apoyo federal y advirtieron  que el país enfrenta una “acechanza” en contra de las instituciones y de la democracia.

“México no puede desandar el camino del federalismo, de los contrapesos y de la libertad; no hay camino para el regreso a una suerte de República monárquica”, señala la “ruta de cambio”, leída por el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, según una nota del diario Reforma.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, agregó que la Federación arriesga inversiones de energías renovables, derivado del cambio en su política energética, por lo que en esa entidad crearán un impuesto para las empresas que estén utilizando combustóleo para generación, como la CFE. “Contaminan y generan problemas de salud pública, es ahí donde los estados tendremos la opción de generar un impuesto”, advirtió.