De acuerdo con el legislador Manuel Añorve Baños, la pandemia provocada por el virus SARS-COV-2, ha traído como consecuencia, el paro de casi todas las actividades comerciales y, en algunos casos, la pérdida del empleo para muchas personas, lo que significa que los ingresos de la mayoría de los hogares, han disminuido o desaparecido completamente, en especial, en los sectores poblacionales más vulnerables.

Aunado a lo anterior, asegura el senador, las medidas estrictas de cuidado sanitario y el distanciamiento social riguroso, han provocado que más personas se queden en su casa por más tiempo, elevando así el consumo de energía eléctrica doméstica considerablemente.

La propuesta señala que el Fideicomiso para el ahorro Eficiente de la Energía, estima que el recibo de luz de los hogares tendrá un incremento de 30 por ciento o más, durante la cuarentena por la pandemia y dicho aumento, podría significar un golpe económico para la población, porque la demanda eléctrica pasará de los centros de trabajo o escuelas, a las casas.

Desafortunadamente, señala el senador guerrerense, el gobierno federal parece no haberse dado cuenta de esta realidad, porque increíblemente, a muchos hogares del país, les llegó el recibo de luz hasta 3 veces más caro en el último bimestre y se les ha amenazado con cortarles su servicio.

En este sentido, añade, es un completo despropósito encarecer más la luz, por esto, es urgente que el Director General de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, comparezca ante la Comisión Permanente, para que explique porqué se está encareciendo tanto la luz eléctrica; garantizar que no haya cortes en el servicio de la luz y analizar la viabilidad de disminuir considerablemente el costo del suministro de energía eléctrica a todos los hogares y comercios del país, por lo menos durante la pandemia de COVID19.