A los millonarios de México no les va agradar que el Instituto de Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) pueda medir la concentración de la riqueza en nuestro país.

Así lo aseguró el diputado federal de Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo, quien afirmó que quienes “se han enriquecido ilícitamente y por métodos fraudulentos”, son quienes le temen a la propuesta para que el INEGI tenga la facultad constitucional de medir la concentración de la riqueza.

El representante por el Distrito 6 de Puebla puntualizó que ya no se trata sólo de dar cuenta del ingreso y el gasto de las familias y las personas, “ahora se demanda, con urgencia, medir también la desigualdad y la concentración de riqueza”.

Carvajal Hidalgo avaló la propuesta del líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, para que el INEGI pueda consultar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe de dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano.

De igual forma, apoyó que el INEGI también tenga acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria y a toda la información financiera y bursátil de las personas.

Insistió que solo “los corruptos” temen a esta medida, ya que los pondría en evidencia ante la sociedad que con esfuerzo y dedicación cuenta con un patrimonio honesto.

También se manifestó a favor de constituir un Consejo Fiscal o un organismo con autonomía y profesionalismo y dependiente del Congreso de la Unión que esté midiendo y evaluando permanentemente la calidad de los ingresos y los gastos del Estado Mexicano.

“El país requiere de un organismo que tenga la responsabilidad de mostrar cada año si las contribuciones y los gastos están beneficiando a los sectores de la población que mayor vulnerabilidad presentan”.

Detalló que tendrá la obligación de informar si la calidad de los gastos públicos están contribuyendo a reducir la desigualdad entre regiones y si se está usando para generar riqueza y prosperidad nacional.