El presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF) en Puebla, Alejandro Águila Argüelles, consideró sensato el anuncio del gobernador Miguel Barbosa Huerta de que no se reanuden las actividades en Puebla  en junio, incluido el regreso a clases.

"Yo consideró que el señor gobernador está haciendo una declaración muy sensata y le vamos a pedir que se concluya el ciclo escolar en casa. Ya Jalisco se manifestó y no es por hacerle eco a los gobernadores. Son nuestros hijos los que están en riesgo y no sabemos cómo se encuentran la circunstancias afuera", expresó el representante.

Con esta premisa señaló que las autoridades deben tomar mayor conciencia y no actuar sólo por salvar un ciclo escolar que está perdido pues consideró que el programa 'Aprende en Casa' del gobierno federal fue un fracaso y no se avanzó en nada debido a que se presentaron diversos problemas, tanto en el estudiantado como en los docentes.

Agregó que están por lanzar una encuesta a nivel nacional por parte de la Asociación Nacional de Padres de Familia en donde están recabando el sentir de los tutores y de los maestros con respecto a esta situación de la educación a distancia y que de esta manera sean tomados en cuenta.

" A Puebla la vamos a someter a un encuesta para que nos digan su opinión, para que sea una decisión madura y que no se le olvide a los gobernantes que nos representan a nosotros, no a ellos, no vamos a poner en riesgo a la ciudadanía", expuso.

Finalmente manifestó que se debe hacer una valoración de cuando se regrese a las actividades pues se deben sanitizar las escuelas, los espacios públicos, el transporte, así como las medidas preventivas que, de ahora en adelante, se deben adoptar ya que el gobierno sólo lo hace "para las fotos".

"Siempre hemos rebasado a los gobiernos y, efectivamente, ya tenemos experiencia sobre sanitizar porque son nuestros niños los que están en riesgo. El gobierno todo lo que sea fotografía y espectaculares lo hace, pero de ahí que lo proponga y hagan las cosas, es muy diferente", expresó.

Esta mañana en videoconferencia el gobernador estimó que no será posible en Puebla el reinicio de actividades a principios de junio, como se tenía previsto, debido a que la curva de contagios por Covid-19 aún no alcanza su punto más alto. 

Aunque el regreso a clases lo decide la federación, afirmó que como gobernador emitirá una opinión para que en el caso de Puebla sea hasta la tercera semana de junio cuando se aplane la curva, siempre y cuando se tenga un comportamiento social responsable.