Como consecuencia de la prohibición del ambulantaje en calles de Tehuacán s e presentó un desabasto de productos provenientes del campo, lo que ocasionó que los precios se eleven hasta en un 20 por ciento, declaró Eusebio Olmedo Patiño, director de Desarrollo Rural.

Dijo que el desabasto no quiere decir que los campesinos estén dejando de producir, si no que los intermediarios no se están arriesgando a comprar en grandes cantidades, por temor a que no se venda la mercancía, aunado a esto, la están dando a un precio más caro de lo que la adquirieron, para mantener sus ganancias habituales.

Asimismo dijo que probablemente está situación se extienda hasta los primeros días de junio, ya que es hasta esa fecha que se tiene previsto el fin de la cuarentena, lo cual, sin duda ha "golpeado" en gran medida a casi todos los sectores comenzando por los  campesinos, hasta las amas de casa.

Olmedo Patiño agregó que los productos que presentan esta alza son los básicos, como jitomate, calabacita, lechuga, papa, picante y cebolla, productos básicos de consumo cotidiano.

Mencionó que el producto directo de los agricultores, se ha buscado colocar en proporciones mínimas en mercados que atienden las medidas ante la contingencia sanitaria y continúan vendiendo pero ya no en las cantidades en que anteriormente lo hacían.

 Amas de casa indicaron para este medio que hasta hace dos semanas, el kilo de jitomate oscilaba entre los 13 y 14 pesos, sin embargo en este fin de semana lo adquirieron hasta en 40 pesos el kilo, aunque también depende de la calidad, misma situación con la papa, la cual estaba en 20 pesos por cuatro kilos, es decir cinco pesos y ahora hasta en 15 pesos el kilo.