Bajo el compromiso de que se garantizará el mejor equipo de protección para evitar contagios de Covid-19 y apelando a su vocación de médicos, el próximo 4 de mayo volverán a los hospitales de Puebla más de 500 estudiantes de pregrado para continuar con el servicio social y prácticas médicas como parte de su formación.

Jóvenes que se encuentran bajo este esquema confirmaron que se les requirió de forma oficial presentarse el próximo lunes en los diferentes hospitales para los que prestan servicio social, tales como el Hospital del ISSSTEP, ISSSTE,  del Norte, clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y hospitales privados.

Fue el pasado 7 de abril cuando la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, dispusieron pedir a sus estudiantes salir de los centros hospitalarios ante la falta de garantías para poder seguir llevando a cabo los internados médicos.

La decisión fue replicada por otras instituciones, sin embargo en el caso del ISSSTEP fue el gobernador Miguel Barbosa Huerta quien tuvo que dar la orden de permitir que los jóvenes pudieran suspender su internado sin represalias como el intento de quitarles la beca que algunos de ellos perciben.

Aunque el oficio pretendía que se reincorporarán a partir de este viernes, al tratarse de un día feriado, estarían volviendo a los hospitales a partir del próximo 4 de mayo, según explicaron los estudiantes.

Estudiantes que no vuelvan dejarán de percibir su beca

En esta ocasión el regreso de los más de 500 internos viene derivado de una orden de la Secretaría de Salud federal, que conminó a las instituciones educativas y a sus estudiantes a volver a sus actividades formativas a partir del 1 de mayo, o dentro del plazo de la primera quincena de mayo.

El documento girado a los alumnos de pregrado advierte que aquellos jóvenes que no vuelvan a sus centros médicos asignados dejarán de percibir la beca que se les da como apoyo, pues incluso los hospitales deberán de remitir un listado el 18 de mayo de aquellos jóvenes que no se hayan presentado.

Dicho documento viene firmado por el doctor Javier Mancilla Ramírez, quien es el director general de Calidad y Educación en Salud de la Secretaría de Salud, y además exhorta a los jóvenes a seguir su formación y "actuar en apego a su vocación profesional por el beneficio de la población".