La contingencia sanitaria continúa afectando a los propietarios de negocios de Tehuacán, pero en esta ocasión les tocó a las jugueterías, pues, debido a la cuarentena en la que se encuentran las familias, este 30 de abril, no acudieron a comprar el clásico juguete para los infantes.

Irma Lucila López Castillo encargada de la juguetería ubicada en el centro de la ciudad, manifestó que en otros años, el 30 de abril es la fecha más esperada por los comerciantes que se dedican a este giro, ya que tienen garantizadas sus ventas, pero, en este 2020 no fue así, ya que fueron muy poco los que adquirieron los artículos.

Agregó que año con año, las presidencias municipales, juntas auxiliares, escuelas y asociaciones acudían a realizarles el gasto para poder llevar un detalle a los niños, pero ahora por la contingencia hubo muy baja venta.

López Castillo dijo que este establecimiento había cerrado sus puertas ante las recomendaciones que realizó la autoridad por la pandemia, pero, decidieron abrir desde el pasado viernes, esperando obtener alguna venta por la fecha, sin embargo, la respuesta no fue favorable, por lo que analiza volver a cerrar.

Mencionó que la situación es difícil porque ante las escasas ventas no han podido obtener recursos para el pago de la renta del local y del personal, lo cual sí se venía venir, pero esperaban que los papás acudieran a comprar juguetes para sus hijos, pero no fue así.

Expresó que existe preocupación e incertidumbre entre los propietarios de negocios, ya que deben pagar energía eléctrica, la renta de su local y también el sueldo de sus empleados pero sin la venta, tampoco tendrán para poder cubrir esos gastos.

Por último, la encargada del negocio aseveró que este próximo lunes se realizará un balance de los ingresos que se tienen, para ver si siguen abiertas las dos sucursales con las que cuentan, o cierran indefinidamente, porque saben que se tiene que pagar al personal.