La armadora Volkswagen de México prevé reanudar las actividades frenadas por Covid-19 en la planta de Puebla el próximo 18 de mayo, de acuerdo con lo expuesto en un comunicado emitido el viernes por la noche.

La empresa detalló que la fecha fue propuesta en un plan presentado a la Secretaría de Economía, en conjunto con otros integrantes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Su aprobación dependerá del análisis de las autoridades federales y del avance de los contagios de la enfermedad en el país. 

"Dicho plan está sujeto además a las condiciones de salud pública y obedece a la necesidad de coordinar las distintas cadenas de suministro tanto a nivel regional como internacional de las que la armadora forma parte", se señala.

Esta es la tercera fecha tentativa que se plantea para reanudar actividades en la planta de Puebla, luego de que las operaciones se frenaron el pasado 30 de marzo.

La primera fecha planteada fue el 12 de abril, pero con el avance del Covid-19 y las decisiones federales se replanteó el 30 de abril y ahora que México entró a Fase III se propone el 18 de mayo.

El cabildeo de las organizaciones de la industria automotriz se ha realizado tanto con autoridades mexicanas como estadounidenses y se espera que reanuden actividades de manera coordinada por la dependencia en la cadena de producción.

Se estima que la planta en Puebla tiene a alrededor de 14 mil trabajadores, entre sindicalizados y con puestos de confianza.