"¿Te tiene cansado y estresado la cuarentena? No lo dudes más, ven y déjate mimar por nuestras chicas que ofrecen masaje relajante", es un mensaje que se lee sin signos de interrogación y con faltas de ortografía en una de las decenas de cuentas de servicios de escorts poblanas que se promocionan en Twitter.  

La crisis del Covid-19 y las restricciones sanitarias de cierre de espacios no han sido pretextos para que dejen de ofertar sus servicios e incluso se cuelgan de la enfermedad para diversificar el mercado.

En otra cuenta más de la red social, anuncia que por el coronavirus ha dejado de hacer visitas, pero ahora ofrece paquetes on line.

"Chicos recuerden que tengo venta digital. Terminando la cuarentena o cuando ya se pueda salir seguiré ofreciendo mis servicios de escort por aquí", explica.

En su catálogo por la contingencia sanitaria incluye venta de fotografías íntimas, video llamadas y videos personalizados. Próximamente también tendrá acceso a grupos de WhatsApp y Telegram.

Otras cuentas de escorts en Puebla ya se le adelantaron en la venta de acceso a este tipo de grupos y anuncian que tan sólo para dar de alta a usuarios cobran 100 pesos.

La venta de servicios sexuales especiales ante la contingencia del Covid-19 ya había sido noticia la semana pasada en Tlaxcala, donde clubes de table dance comenzaron a ofertar servicios a domicilio ante el cierre de establecimientos.

Los casos generaron reacciones de feministas de todo el país quienes ayer lanzaron un llamado a autoridades federales y estatales, medios de comunicación y la opinión pública.

En el caso de las autoridades se les pide investigar de oficio si esas ofertas involucran trata de personas o explotación sexual.

En Tlaxcala, las autoridades ya respondieron hoy que las víctimas deben denunciar, según advierten organizaciones.

"Instan a las mujeres que están siendo explotadas o posiblemente explotadas a que se acerquen a solicitar el apoyo del Centro de Justicia para las Mujeres.

"Sabemos que muchas de ellas no pueden solicitar el apoyo porque están siendo obligadas a realizarlo o son amenazadas, entonces ese llamado a las autoridades es que tienen que actuar conforme a sus obligaciones", dijo Edith Méndez del Colectivo Mujeres Utopía.

A los medios de comunicación les piden que en el tratamiento de sus notas no den promoción esos servicios.

A la sociedad en cambio le piden reflexionar sobre lo dañino de consumir servicios sexuales que pudieran involucrar la comisión de delitos.