Ante la contingencia sanitaria, el funeral de una persona que se haya contagiado de Covid-19 no debe durar más de 12 horas, los deudos no pueden tocar el cuerpo de su familiar y tampoco debe haber aglomeraciones.

Así lo detalló el subdirector de Vigilancia Epidemiológica en Puebla, José Fernando Huerta Romano, quien destacó la necesidad de extremar precauciones para evitar más contagios.

Entre el viernes y este martes las muertes en el estado pasaron de dos a 14, es decir 12 más.

El gobierno federal estableció que los deudos deben evitar contacto físico con el cadáver de su familiar, pues el Covid-19 solo se transmite si se hace contacto con las vías respiratorias, ojos o boca de las personas.

Por otra parte, el funeral no debe durar más de 12 horas, a fin de que el cuerpo no esté expuesto por mucho tiempo y, como ocurre durante la contingencia sanitaria, tampoco debe haber aglomeraciones en ningún sitio.

Para el tratamiento de los cuerpos, deben ser lavados con agua y jabón por parte de las funerarias, como ocurre usualmente, y después amortajados de forma normal. Las personas que realicen esta actividad, también deben usar protecciones como cubrebocas, googles y guantes.

El cuerpo debe introducirse en una bolsa y cuando sea colocado en el ataúd, este debe sellarse para evitar que los familiares tengan contacto con el mismo.

Cada familia es libre de optar por la sepultura o cremación de su ser querido, de acuerdo con sus creencias, pues no hay restricciones para ese tema.