Una reforma buscará impedir que en Puebla los gobiernos impongan su imagen institucional en las placas de vehículos, pues propone obligar a que se utilice solamente el escudo del estado.

En vísperas del reemplacamiento anunciado por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, una iniciativa que se presentará en el Congreso local pretende terminar con la práctica de poner en los metales los colores del partido en el poder.

Se planeaba iniciar el cambio de placas en abril, pero por la contingencia de Covid-19, se decidió postergarlo para junio, mientras que el pago del Control Vehicular se extendió a mayo.

Bajo este contexto la propuesta de reforma intenta evitar que el gobierno de Morena y los próximos repliquen lo hecho por las pasadas administraciones priistas y panistas.

Para esto se modificaría el artículo 40 de la Ley del Transporte, que actualmente dice: “las placas, tarjeta de circulación, calcomanía de identificación vehicular, tarjetón de concesión o permiso y demás documentos que requieran los vehículos del Servicio Público de Transporte y del Servicio de Transporte Mercantil, registrados en el Estado, serán expedidos por la autoridad competente y la Secretaría de Planeación y Finanzas”.

Se plantea agregar un párrafo que diga: “las placas de circulación que se expidan deberán utilizar como imagen institucional oficial únicamente el Escudo del Estado Libre y Soberano de Puebla, su lema, un logotipo y los colores institucionales previstos en el artículo 5 de la Ley del Escudo y el Himno al Estado de Puebla, en términos de lo que dispone el artículo 12 del mismo ordenamiento”.

También se reformaría el artículo 28 de la Ley de Vialidad para el Estado, que dicta: “todo vehículo que transite por las vías públicas del Estado, deberá contar con las placas, tarjeta de circulación, calcomanías y hologramas autorizados por la autoridad correspondiente. Las placas, la tarjeta de circulación y las calcomanías y hologramas son intransferibles”.

El planteamiento es adicionar el siguiente párrafo: “las placas de circulación que se expidan para vehículos particulares deberán utilizar como imagen institucional oficial únicamente el Escudo del Estado Libre y Soberano de Puebla, su lema, un logotipo y los colores institucionales previstos en el artículo 5 de la Ley del Escudo y el Himno al Estado de Puebla, en términos de lo que dispone el artículo 12 del mismo ordenamiento”.

Colores condicionan a ciudadanos

El objetivo de la medida es evitar que la imagen institucional de los gobiernos no condicione las decisiones ciudadanas, pues el proyecto de ley advierte que el uso de imágenes o colores partidistas en obras o servicios públicos llega a influir en los ciudadanos y suele utilizarse con fines propagandísticos para beneficiar al grupo en el poder.

“La propaganda que realiza un gobierno debe cumplir con los principios de equidad e imparcialidad, dado que es claro que, mediante obras o servicios oficiales, en algunos casos se pretende favorecer a sus institutos políticos con el ánimo de influir en la sociedad”, afirma la iniciativa.

La propuesta es impulsada por el diputado Héctor Alonso Granados, de Movimiento Ciudadano (MC), y será analizada por la Comisión de movilidad y Transporte.