La senadora del Partido del Trabajo (PT), Nancy de la Sierra Arámburo, pidió al gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, se abstenga de violentar la autonomía del Ayuntamiento de Puebla por el del control de la seguridad pública en la capital.

Ante la confrontación que inició contra la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco a raíz del decreto para tomar el control de la seguridad de la capital, la legisladora petista consideró “que vivimos una situación de emergencia sanitaria compleja, por lo que se deben dejar atrás las diferencias y anteponer el bienestar de la ciudadanía a través del trabajo coordinado entre los niveles de gobierno, para combatir de manera efectiva la propagación del Covid-19 y los temas como la seguridad, que tanto aquejan a la sociedad poblana”.

De la Sierra solicitó al titular del ejecutivo poblano a que respete la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ya que establece que “la policía preventiva estará al mando del presidente municipal en los términos de la Ley de Seguridad Pública del Estado. Aquella acatará las órdenes que el gobernador del estado le transmita en aquellos casos que éste juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden público”.

Al respecto, la congresista en la Cámara Alta comentó que el ejecutivo del estado debe de argumentar claramente cuál es la fuerza mayor o la alteración del orden público existente para tomar el control de la seguridad.

Además, expresó que la Carta Mana no define una imposición o la destitución de un funcionario municipal y que, en el segundo caso, le corresponde al cabildo tomar una decisión al respecto, conforme se analice el desempeño del titular de la dependencia señalada o existan observaciones contundentes para ello.