La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) recolectará firmas de sus agremiados para entregar un pliego petitorio a las autoridades locales y federales a fin de que les otorguen 10 apoyos que permitan a los restauranteros sobrevivir a la contingencia sanitaria y evitar el cierre definitivo de espacios.

La presidenta Olga Méndez Juárez explicó a e-consulta que a partir de este jueves se presentó la campaña para recolectar firmas, con la finalidad de que se muestre la importancia del gremio que hasta el momento ha tenido que cerrar 130 restaurantes en Puebla, lo que afecta directamente a más de 4 mil trabajadores en su economía.

El pliego petitorio tiene entre sus solicitudes la suspensión por tres meses del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR); el Impuesto Sobre la Nómina (ISN); el pago de energía eléctrica; las cuotas del IMSS; las de Infonavit; y el agua potable; comprometiéndose a pagar lo dispensado en plazos de 6 a 12 meses.

La Canirac también busca que se otorguen apoyos a través de Nafinsa para créditos emergentes a afiliados para que puedan sobrevivir a la contingencia, a la par pedirán apoyo a las instituciones bancarias para que no generen intereses en los cobros de los próximos tres meses y otorguen facilidades de pago a 12 meses para los afiliados

En lo que respecta a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Canirac solicitará que se garantice la cadena de suministros y que se eviten abusos en precios, sancionando a aquellos que incrementan de forma injustificada los precios argumentando los efectos del coronavirus.

En síntesis, la Canirac señaló que es necesario que haya apoyos fiscales para evitar que los empresarios tengan que cerrar sus restaurantes y esto derive en una afectación económica aún más grave con la pérdida de empleos y las familias que de ellos dependen.