Alrededor de 1 mil 500 negocios en el Centro Histórico de Puebla cerraron sus cortinas debido a que sus ventas se desplomaron en más del 60 por ciento debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Así lo reveló en entrevista con e-consulta, José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, quien informó que debido a la situación sanitaria por la pandemia se desconoce cuándo volverán a laborar.

"Nosotros calculamos que hay entre 1 mil 200 y 1 mil 500 comercios que han decidido cerrar de forma momentánea, no todos saben o mejor dicho no tenemos una información real de qué tiempo permanecerá así", comentó.

Aseguró que esto es un impacto negativo para las familias poblanas que viven al día, aunque se entiende que es por las medidas de prevención y que mucha gente se encuentra resguardada en casa siguiendo las indicaciones de las autoridades.

Reveló que las ventas se desplomaron entre el 50 y el 60 por ciento, dependiendo de los giros, por lo que es una situación complicada ya que para los negocios es difícil mantener su nómina y sus gastos fijos.

"Aproximadamente nosotros calculamos que esto está impactando entre 5 y 6 mil familias que dependen de su trabajo en el Centro Histórico, ese es el promedio que nosotros tenemos ahorita y es un tema bastante serio y delicado", manifestó.

Asimismo, solicitó a las autoridades municipales a que se realicen acciones de prevención para el comercio informal porque siguen laborando de normal, sin ninguna regulación, en las principales calles del Centro Histórico como 8, 10 y 12 Poniente, así como en la 3 y 5 Norte.