Pese a que en abril del 2019, se declaró la Alerta de Violencia de Género para 50 municipios en Puebla, el diputado federal del Grupo Parlamentario de Morena, David Bautista Rivera, exhortó a la Secretaría de Gobernación (Segob), a que emita esta declaratoria para los 217 municipios del estado, debido a que la violencia en contra de las mujeres no cesa en la entidad.

“La alerta de violencia de género en el estado de Puebla, ha resultado ser una herramienta necesaria para combatir la violencia contra las mujeres poblanas; sin embargo, solo se aplicó a 50 municipios de los 217, con los que cuenta el Estado, con lo cual, se dejan desprotegidos a 150 municipios que no cuentan con ella y donde también se registran cifras alarmantes feminicidios"

Refirió que en el caso de Puebla, según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares en 2016 señaló que el 64.3 por ciento de las mujeres en Puebla declaraban haber vivido al menos una situación de violencia en su vida y 35.7 por ciento había sucedido en un espacio público. Lo que expone que casi 4 de 10 mujeres han sido agredidas en las calles, plazas, lugares de recreación y reunión por algún hombre sin vínculos consanguíneos.

Según el último reporte del Inegi de 2013 a 2018, 667 mujeres han sido asesinadas en Puebla, lo que significa que en promedio cada tres días asesinan a una mujer. En más del 90 por ciento de los casos no se sabe quién las mató.

Recordó que con la emisión de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para 50 municipios en Puebla, se estableció la emisión de 45 medidas de prevención, seguridad y justicia para hacer frente a la violencia feminicida que persiste en el Estado. Las medidas fueron tendientes a promover el derecho a la justicia pronta, expedita e imparcial; la prestación de servicios jurídicos, médicos, psicológicos especializados y gratuitos, además de la rehabilitación y la reparación del daño de las víctimas.

Los municipios señalados fueron: Acajete, Acatlán, Acatzingo, Ajalpan, Amozoc, Atempan, Atlixco, Calpan, Chalchicomula de Sesma, Chiautla, Chietla, Chignahuapan, Coronango, Cuautlancingo, Cuetzalan del Progreso, Huachinango, Huejotzingo, Hueytamalco, Izúcar de Matamoros, Juan C. Bonilla, Libres, Los Reyes de Juárez, Ocoyucan, Oriental, Palmar de Bravo, Puebla, San Andrés Cholula, San Gabriel Chilac, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, San Salvador EL Seco, Santiago Miahuatlán, Tecali de Herrera, Tecamachalco, Tehuacán, Tepanco de López, Tepatlaxco de Hidalgo, Tepeaca, Tepexi de Rodríguez, Tepeyahualco, Teziutlán, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlaltenango, Tlaola, Tlapanalá, Tlatlauquitepec, Zacapoaxtla, Zacatlán, Zaragoza, Zoquitlán.

Pero la declaratoria no disminuyó los índices de violencia contra las mujeres. La reciente alerta de género en el Estado, de acuerdo con el reporte del Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública (delitos en municipios), en el primer cuatrimestre de 2019, las 50 demarcaciones con declaratoria de Alerta de Género, registran más de 500 casos de homicidios, más de 200 casos de abuso sexual, 91 de acoso sexual y cerca de 300 casos de violaciones.

Asimismo, la Fiscalía General del Estado (FGE) indica que el número de carpetas de investigación con las que cerró el 2019, fueron 58 carpetas de por feminicidio, el número de víctimas fue de 60, los municipios donde se concentraron el mayor número de mujeres asesinadas, fueron: Puebla, Cañada Morelos y Tecamachalco.

Los datos públicos del órgano autónomo indicaron que la ciudad de Puebla sumó 12 víctimas, mientras que Tecamachalco y Cañada de Morelos, tres; sin embargo, el segundo municipio mencionado no fue contemplado en la alerta de género que emitió el gobierno federal.

Por otra parte, las carpetas de investigación por asesinato de mujeres por razón de género se concentran en 55 de los 217 municipios de Puebla. No pasó ningún año, de los últimos cinco, en los que no se matara a una mujer.

El Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) en una revisión al último reporte de la Incidencia Delictiva Nacional del Secretariado Ejecutivo, con corte al 30 de noviembre del 2019, este rubro creció 81.25 por ciento conforme a 2018, al pasar de 32 a 58 casos.

Dicho informe señala que en 19 feminicidios las víctimas fueron mujeres mayores de 18 años asesinadas con objetos no identificados; le siguen 15 más en el mismo parámetro de edad con quienes se empleó arma de fuego; y otras 12 también menores de edad con quienes se hizo uso de arma blanca.

Los municipios donde se realizaron feminicidios con arma de fuego son: Altepexi, Cañada de Morelos, Coyomeapan, Naupan, Nicolás Bravo, Tehuitzingo, Xayacatlan de Bravo, Xicotepec, Yehualtepec, Municipios que no cuentan con alerta de género.

Bautista Rivera, aseuró que la violencia contra las mujeres y las niñas es una grave violación a sus derechos humanos con consecuencias físicas, sexuales, psicológicas e incluso mortales para las víctimas. Además de afectar el bienestar y la integridad de las mujeres que la padecen, la violencia ejercida en contra de ellas también impacta negativamente a sus familias, comunidades y países.

Lamentó que un aspecto fundamental de la violencia de género contra las mujeres y las niñas es que se utiliza en las culturas de todo el mundo como una forma de preservar y mantener la subordinación de la mujer con respecto al hombre. “En otras palabras, los actos de violencia contra las mujeres y las niñas son a la vez una expresión y una manera de reforzar la dominación masculina, no sólo sobre las mujeres y las niñas individuales, sino las mujeres como una clase entera de personas. La violencia tiene sus raíces en los desequilibrios de poder y desigualdad estructural entre hombres y mujeres”

Puntualizó que la violencia de género en México, mantiene la acumulación de delitos de violencia, acoso, hostigamiento y discriminación en contra de las mujeres, con un alarmante incremento.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2018, señala que de 2013 a 2018 la sensación de inseguridad de las mujeres pasó de 74.7 por ciento a 82.1 por ciento, asimismo estos datos reflejan que las mujeres se sienten más inseguras que los hombres tanto en lugares públicos como en privados: cajero automático en vía pública (87.4 por ciento), transporte público (74.2 por ciento), calle (72.9 por ciento), carretera (69.5 por ciento), mercado (65.5 por ciento), parques (62.1 por ciento), automóvil (48.9 por ciento), escuela (39.2 por ciento), trabajo (36.2 por ciento) y casa (26.7 por ciento).

Un análisis de la organización México Evalúa indica que 6 millones de mujeres sufrieron algún tipo de delito sexual, durante el periodo del pasado mes de agosto al mes enero del presente año.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, del Inegi, 61.6 por ciento mujeres ha experimentado cualquier tipo de violencia en su vida y “esto es la antesala de la forma más cruel de violencia que es la forma más extrema: feminicidio”.

Según datos de la ONU en México, entre 9 y 10 mujeres son asesinadas, de acuerdo a cifras emitidas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), del 2015 a la fecha, suman 3,578 feminicidios a nivel nacional. Solo de enero a octubre de 2019 se registraron 833 casos.

En México, dijo, la constante violencia a las mujeres y sus alarmantes números históricos, han puesto en marcha un mecanismo de protección de los derechos de las mujeres, único en el mundo que es la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres (AVGM).

Conocida coloquialmente como “Alerta de género”, es un conjunto de medidas coordinadas por el Gobierno Federal, diseñada para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, y/o la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres y niñas, en un territorio determinado (municipio o entidad federativa), garantizando su seguridad.

Finalmente, explicó que la declaratoria de alerta, permite que organismos e instituciones soliciten acciones provenientes de la iniciativa pública para combatir los problemas que enfrentan las mujeres en dicha localidad. Las solicitudes expresan las situaciones que atraviesa el género femenino y pueden ser rechazadas o aprobadas.

De ser aceptadas las solicitudes, detalló, se implementan medidas para actuar específicamente contra las principales problemáticas de violencia en dicha localidad.