Una mujer encontró muerto a su hijo de 24 años de edad, de oficio taquero, al interior de su domicilio en la colonia Jesús González Ortega de la ciudad de Puebla, donde los principales sospechosos serían sus compañeros de habitación.

Fue la tarde de este domingo 1 de marzo, aproximadamente a las 14:00 horas, cuando se dio aviso sobre una persona sin vida al interior de una vivienda ubicada en la calle Roble, entre Jacarandas y Orquídeas, por lo que de inmediato se movilizó la Policía Municipal de Puebla.

Al llegar se entrevistaron con una mujer, la cual señaló que acudió al domicilio donde vivía su hijo pero al ingresar se percata que estaba maniatado, golpeado y con huellas de tortura, por lo que pidió apoyo al número de emergencias 911.

La mujer explicó que su hijo era taquero y que en ese domicilio vivía con otras personas originarias de otros estados, las cuales al momento del hallazgo no se encontraban en el inmueble, por lo que no se descarta su posible participación.

Hasta el momento no se ha precisado el móvil de este asesinato pero en el lugar ya se encuentra la Fiscalía General del Estado para realizar las diligencias correspondientes al levantamiento de cadáver y recolección de indicios.

Foto: Archivo