Por no acreditar los exámenes de control de confianza, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal comenzó a dar de baja a elementos adscritos a las áreas de Vialidad y Bomberos, ligados al exdirector Alejandro Ramírez Ulloa.

Los uniformados inconformes se manifiestan en las oficinas de la corporación, en Analco y en el C5.

A través de grupos de WhatsApp, los uniformados compartieron una lista de 38 uniformados a los que se les habría citado para firmar su renuncia bajo el argumento de no haber acreditado los exámenes de control de confianza, situación que los policías se negaban a aceptar.

Se sabe que estos elementos lograron permanecer en la corporación a pesar de que no contaban con el examen de control de confianza y de no ser egresados de la Academia Policial, a pesar de que estaban en puestos operacionales y administrativos estratégicos.

En la lista están elementos que, en su mayoría, ingresaron durante la gestión de Alejandro Ramírez Ulloa, relevado de la corporación con la llegada de Ildefonso Amézaga Ramírez a la SSP, entre los cuales se encuentra Caleb Cortés Salgado, adscrito como Delegado de Vialidad Estatal en San Martín Texmelucan.



Temen llegada de Ardelio Vargas

De acuerdo con fuentes al interior de la corporación, los uniformados cesados fueron citados desde las 9:30 horas de este viernes en las instalaciones de la SSP por orden directa de Carla Morales Aguilar, quien apenas hace una semana fue nombrada subsecretaria de Desarrollo Institucional y Administración Policial.

Morales Aguilar, según las fuentes extraoficiales consultadas, es cercana a Ardelio Vargas Fosado,  a quien se menciona en los pasillos de la SSP como próximo sustituto de Ildefonso Amézaga Ramírez, sin que haya nada oficial al respecto.

Vargas Fosado operó para la campaña de Morena con Luis Miguel Barbosa en la Sierra Norte de Puebla, por lo que los oficiales de la SSP aseguran que el rumor podría materializarse dados los más recientes despidos.