En total abandono se encuentran tramos carreteros que cruzan municipios de la sierra norte de Puebla como Nauzontla, Zoquiapan, Jonotla, Tuzamapan de Galeana Huehuetla, lo cual ha provocado daños en las unidades y generó un aumento de violencia en estas zonas.

En la carretera Equimita - Huehuetla la zona más dañada comienza de Tepetitlán en Jonotla, hasta Tuzamapan donde la carpeta asfáltica ya no existe y el camino es prácticamente de terracería.

Habitantes han encontrado en las malas condiciones de las carreteras un método para obtener ingresos, ya que cubren con tierra o piedras los baches y piden algunas monedas a los conductores, incluso colocan conos para advertir de los trabajos que realizan.

Pero esto no sirve de mucho ya que también representa un peligro, pues con el suelo mojado el frenado se complica.

Transportistas ven perdidas económicas en las constantes reparaciones que realizan a las unidades en partes de suspensión y llantas.

Repartidores de empresas refresqueras o abarroteras sufren constantes asaltos principalmente en el tramo de Tuzamapan de Galeana a Huehuetla.

Alcaldes de la región llevan años gestionando la reparación de esta y otras vialidades como la que comunica de Nauzontla a Zoquiapan pero hasta el momento no se ha concretado ningún proyecto.

Autoridades locales también han señalado que ya existía la autorización de recursos y que incluso fue anunciado por el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido, por lo que están en espera de que el actual gobierno pueda realizar la reconstrucción de estas carreteras.