En el Congreso de Puebla se buscará que las multas y penas de cárcel por asaltos y robos en Puebla aumenten 50 por ciento si los delitos se cometieran con armas de “juguete”, falsas o con pistolas de pintura.

El uso de artefactos que parezcan o tengan forma de armas y se usen para delinquir también serían una agravante al momento de emitirse una sentencia.

Con ello se impondría de un mes a seis años de cárcel adicionales a la pena original del crimen, dependiendo del valor de lo robado, las circunstancias en que se cometa el ilícito y la violencia con que se lleve a cabo.

Para esto se presentará el miércoles una iniciativa para reformar el Código Penal del estado, a fin de castigar el uso de armas falsas, ya que actualmente no se contempla.

El artículo 380 se modificaría en su fracción X para aumentar hasta en una mitad la pena de robo:

“Cuando se cometa de noche, llevando armas u objetos con apariencia, forma o configuración de armas de fuego o de pistolas de municiones, o aquellas que arrojen proyectiles a través de aire o gas comprimido, con fractura, excavación o escalamiento”.

Hasta 6 años de cárcel más

De aprobarse la iniciativa las penas aumentarían hasta seis años, ya que es de 12 años el castigo más elevado por robo, cuando se trata de “vehículo de motor, como motocicletas, automóviles, camiones, tractores u otros semejantes como remolques o semirremolques2, según el artículo 374 del Código Penal.

De acuerdo con el mismo, la pena de hasta 12 años también se aplica para quien “se apodere de uno o varios instrumentos u objetos, que constituyan parte de la mercancía o carga del transporte ferroviario, público o privado”.

En el caso del robo de alumbrado, energía eléctrica, agua potable, drenaje sanitario, drenaje pluvial, telecomunicaciones, señalización vial, urbana o servicio de limpia, incluyendo cualquier alcantarilla o tapa de registro de alguno de los servicios referidos o cualquier clase de mobiliario urbano, se castiga con cuatro a ocho años de prisión y multa “de quinientos a dos mil días de salario mínimo”.

El mismo artículo 374 indica que “cuando el valor de lo robado sobrepasare trescientos días de salario, se impondrán de tres a ocho años de prisión y multa de ciento cincuenta a cuatrocientos días de salario”.

La iniciativa para elevar las penas por delinquir usando armas falsas será presentada por las diputadas del PES Mónica Lara Chávez y Nora Merino Escamilla, luego se enviará a comisiones para su análisis antes de su posible aprobación.