Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, pidió que el gobierno no satanice a las farmacéuticas, porque la industria es importante y tiene buenas prácticas.

El directivo de la Confederación de Cámaras Industriales afirmó que en México hay 300 laboratorios dispuestos a abastecer a los hospitales y sin intermediarios.

Reconoció que en algunos casos hubo excesos y afirmó que hay que diferenciar a los laboratorios que trabajan de manera correcta.

“Hubo casos sí de excesos y bueno pues no se ve bien y lo están combatiendo, lo que hay que diferenciar es que los laboratorios tienen muy buenas prácticas, entonces nos habían discriminado. Que no los satanicen, la industria es importante y además con buenas prácticas”.

Francisco Cervantes indicó que es necesario que se compren los productos nacionales, porque de esa manera se generan empleos y se fortalece la industria.

Afirmó que lo que quieren las empresas es que haya incentivos que las ayuden a crecer y no que se les concedan privilegios.

“Para el crecimiento nos ayudan los incentivos, queremos incentivos no privilegios”.