El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) tendrá que intervenir ante las violaciones del derecho al agua de una adulta mayor enferma de cáncer a quien Agua de Puebla suspendió el servicio.

Así lo consideraron integrantes de la Asamblea Social del Agua (ASA) que detallaron que se trata de una habitante de la colonia Tres Cruces, de 60 años de edad y que desde  2015 enfrenta un tratamiento para combatir el cáncer de mama.

Tras advertencias de corte del servicio por rezago en los pagos, se buscaron acuerdos que sólo terminaron por afectar más su economía, dijeron los miembros de la ASA. 

Ahora que se recurre a la vía del amparo las resoluciones legales se han orientado a que el Estado responda por ella debido a su estado de salud y edad. 

"Sería casi casi (El DIF) el representante del gobierno del estado para tutelar la protección", explicó el abogado de la ASA, Omar Jiménez Castro. 

El litigante recordó que en disposiciones nacionales e internacionales se prevé el derecho al agua garantizado cuando las personas enfrentan problemas de salud. 

La Ley Ciudadana de Agua que se presentó la semana pasada a legisladores federales para su evaluación, agregó, prevé entre otros aspectos fortalecer a usuarios de sistemas estatales y empresas ante situaciones similares