El delegado nacional del PRI, Américo Zúñiga Martínez, rechazó imposición del próximo dirigente del partido en Puebla y aseguró que la contienda será imparcial, aunque todavía no se definen las reglas.

Sin anunciar la fecha de la elección interna, no descartó ninguno de los métodos posibles: votación en urnas, consulta a la militancia, convención de delegados o designación directa de la dirigencia nacional.

En rueda de prensa en la sede del partido sostuvo que fungirá como un árbitro imparcial y garantizará “piso parejo” para los tres aspirantes que hay oficialmente y los que se sumen.

Como interesados hasta el momento enlistó al exdirigente estatal que renunció el lunes, Lorenzo Rivera Sosa; el exalcalde de Quecholac, Néstor Camarillo Medina y la exsecretaria General, Xitlalic Ceja García.

Adelantó que en los próximos días, tras la publicación de la convocatoria, podrían sumarse más aspirantes para encabezar el partido por el periodo 2020-2023.

Buscarán a Antorcha

Zúñiga Martínez reiteró que el PRI buscará al Movimiento Antorchista para formar una coalición para las elecciones de alcaldías y diputaciones en 2021.

Sin importar si la agrupación obtiene o no el registro como partido político, sostuvo que el tricolor está dispuesto a continuar como su aliado político-electoral.

A la vez sostuvo que en los meses que estará como dirigente provisional buscará que los priístas regresen al partido, tanto los que renunciaron como los que traicionaron y apoyaron a otros partidos, con el fin de que entre todos sumen de cara a los comicios.

Camarillo arranca campaña

Por su parte, Camarillo Medina hizo oficial su renuncia a la Secretaría de Organización del PRI para dedicarse a la búsqueda de la dirigencia estatal.

El exedil de Quecholac también abrió las puertas del partido a los priístas que se fueron, pues defendió que si es electo dejará “atrás” el pasado y ahora verá al futuro.

Aunque el lunes encabezó un encuentro con priístas en compañía de Zúñiga Martínez, negó ser “el favorito” de la dirigencia nacional o que sea un hecho su designación, por lo que ofreció unificar al partido en caso de ganar para recuperar las alcaldías y diputaciones perdidas en 2018-