La diputada del PRD, Frida Esparza Márquez, señaló que los pavos importados a México podrían tener hasta 10 años congelados, lo que incrementaría los riesgosos para la salud debido a los químicos y conservadores que se utilizan para su empacado.

El pavo es uno de los platillos con mayor afluencia durante las fiestas decembrinas, por este motivo, la legisladora expresó la urgencia de aplicar la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos o normas oficiales mexicanas que obliguen a las empresas importadoras de pavos a México a establecer controles de claridad y claridad sobre el tiempo en que tienen congelados.

"Es urgente la aplicación de la nueva Ley de Etiquetados de Alimentos o normas oficiales mexicanas que obliguen a las empresas importadoras de pavos a México a establecer con claridades el tiempo que tienen de congelados, así como el uso de sustancias para su conservación con el fin de evitar daños a la salud", dijo.

También, destacó que el 75 por ciento de las aves que se consume durante las fiestas navideñas y de fin de año, las cuales se pueden conseguir en supermercados, son importados, por lo que resulta necesaria una campaña de apoyo a los productores nacionales que venden el producto fresco.

Agregó que Estados Unidos es el principal proveedor de pavo para México, esto de acuerdo al Departamento de Agricultura de ese país, ya que ocupa el 93 por ciento de participación; Brasil se coloca en segundo lugar con el 5 por ciento, mientras que Chile ocupa el 1.7 por ciento.

Foto: Captura de pantalla de YouTube