La escena de esta fotografía en realidad ocurrió en 2019, pero luego de que la cuenta de Instagram de worthfeed la difundiera, logró hacerse viral.

Se trata de una mujer que decidió tomarse una selfie luego de haber dado a luz a su bebé. En la fotografía ella luce muy contenta, cosa contraria a lo que sucedió con su esposo, ya que él yace tirado en el suelo debido a que la impresión del parto le provocó un desmayo.

En la imagen se puede ver a una de las enfermeras cargar en brazos al bebé recién nacido, mientras ella y otro grupo de enfermeras trata de auxiliar al hombre colapsado.

Los comentarios no se hicieron esperar, los cuales hacen referencia al valor de una mujer al tener un hijo, y la cobardía que suelen ser los hombres en momentos clave, como el de esta historia. 

Foto: Twitter