Los automovilistas que obtengan placas vehiculares antes del inicio del programa de canje obligatorio en abril, no tendrán que pagar por sus nuevos metales, señaló la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro.

La funcionaria defendió el programa de reemplacamiento que se pondrá en marcha en los próximos dos meses, al señalar que a los contribuyentes solo se les cobrará el costo de los metales, pero no el de la tarjeta de circulación o la baja y alta de vehículos.

En conferencia de prensa conjunta con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, la funcionaria indicó que la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SCT-2-2016 establece que debe haber un reemplacamiento cada tres años, sin embargo, en el caso de Puebla la última vez que se realizó fue en 2014, hace seis años.

Explicó además que las nuevas placas cuentan con elementos de “alta tecnología” para evitar que haya clonaciones de los metales e incluso de tarjetas de circulación, pues ya se han detectado casos en la entidad.

El costo de los metales para los vehículos convencionales es de 965 pesos, pero este cambia dependiendo del tipo de vehículo.

Respecto a los descuentos que planea ofrecer el gobierno del estado, indicó que aún se trabaja en la planeación de los esquemas, por lo que esa información se dará a conocer en los próximos días.

La empresa Placas y Señalamientos Mexicanos es la que se encargará de proveer los metales, según los resultados de la licitación GESAL-054-815/2019, por un costo de 702 millones de pesos.