El alcalde de San Nicolás de los Ranchos, Rodolfo Meléndez Meneses, dejó plantados a vecinos inconformes a quienes prometió este domingo una audiencia pública para resolver diversas demandas, por lo que ahora buscarán al gobernador del estado Miguel Barbosa Huerta.

Los inconformes se manifestaron por medio de un equipo de sonido y pidieron la revisión del ejercicio presupuestal 2019 ante diversas regularidades.

Consideraron que la revocación del mandato podría ser una opción, sin embargo es un proceso largo y engorroso para la comunidad de este municipio.

Por eso, la propuesta directa es que el edil de forma voluntaria y sin condiciones solicite su licencia de forma definitiva.

Al término de esta manifestación a las puertas de la presidencia municipal los detractores tuvieron un encuentro con los defensores del edil, aunque sólo hubo gritos de ambos grupos y no pasó a mayores.

Posteriormente el edil se presentó para hablar con los quejosos, a quienes manifestó su disposición al diálogo.