La Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) investigó a las empresas IUSA y Controles y Medidores Especializados (CONYMED) para averiguar si se habían cometido violaciones en el proceso en el que se les asignó contratos de watthorímetros por un monto de 11 millones de pesos.

En una nota que publica el portal Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad se indica que luego de investigar, la COFECE había dicho que no podía sancionar por prácticas monopólicas a las impresas IUSA y CONYMED porque son parte de un grupo.

“A raíz de la investigación periodística publicada por MCCI en junio de 2017 en la que se dio a conocer que IUSA y Controles y Medidores Especializados (CONYMED) habían ganado prácticamente la totalidad de las licitaciones para la adquisición de watthorímetros convocadas por la Comisión Federal de Electricidad (más de 11 mil millones de pesos, entre 2013 y 2017) en perjuicio del resto de los competidores y del país, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) inició una investigación con el fin de determinar posibles violaciones al proceso de competencia”.

“No obstante, en noviembre de 2019 la COFECE indicó que no podía sancionar por prácticas monopólicas a IUSA y CONYMED porque pertenecen a un mismo grupo económico y no son competidoras entre sí”.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad se inconformó con la resolución de la COFECE y presentó un amparo para que el Poder Judicial diga si es correcto que no se sancione a las empresas IUSA y CONYMED.

“Ante la resolución de COFECE, MCCI interpuso un amparo ante el Poder Judicial de la Federación con el fin de que se determine si es correcto exonerar a Grupo IUSA y a CONYMED a pesar de existir posibles infracciones al proceso de competencia, por el simple hecho de pertenecer a un mismo grupo, mismo que fue admitido el pasado 10 de enero de 2020”.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad también exigió a la Secretaría de la Función Pública que investigue si Carlos Peralta Quintero y Raúl Salinas de Gortari están implicados en colusión indebida en contrataciones públicas.

“Paralelamente, MCCI decidió denunciar ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) a Grupo IUSA y a quienes al momento de los hechos dirigían la empresa, Carlos Peralta Quintero y Raúl Salinas de Gortari, así como a CONYMED dirigida en el momento de los hechos por Andrés Tort Rivera por posibles faltas administrativas, como lo es la colusión indebida en contrataciones públicas, conducta que es considerada como corrupción administrativa”.

“Asimismo, MCCI solicitó a la SFP investigar si funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad favorecieron a Grupo IUSA y CONYMED en los citados procesos de licitación”.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad asegura que los medidores de luz son un bien del Estado y que no sólo IUSA y CONYMED pueden ser proveedores, sino que se debe ampliar el mercado para que surjan nuevas empresas que compitan.

Gerardo Carrasco, Director Jurídico de MCCI indicó que: “Los medidores de luz son de los principales bienes que adquiere el Estado Mexicano, año con año, a través de licitaciones. IUSA y CONYMED no son las únicas empresas que pueden ofrecer las mejores condiciones a un menor precio. Abrir la competencia en este mercado podría generar un ahorro y, consecuentemente, la posibilidad de disminuir el recibo de luz en los hogares mexicanos. A todos nos conviene que el gobierno gaste de manera más eficiente y rompa con las viejas prácticas de adjudicar los contratos más grandes a unas cuantas empresas”.

MCCI seguirá impulsando investigaciones y procedimientos encaminados a abatir irregularidades en licitaciones públicas y a impulsar que los recursos públicos sean utilizados con eficiencia, eficacia, transparencia y honradez”.