Para la delegada de gobernación de TeziutlánCelia Ortuño, los hechos registrados en el cerro de Chignautla donde fue asesinado el joven Iván Jiménez y desapareció Angélica Landa cuando realizaban labores de reforestación, debe servir a los padres de familia y a los jóvenes "que se van de pinta" para tomar las medidas precautorias para que no vuelvan a suceder estos casos.

Reconoció que hay muchas veredas y brechas en donde se esconden los delincuentes, no obstante, ni antes, ni en la actualidad, las autoridades han realizado visitas para cubrir la seguridad del cerro, un lugar donde visitantes, turistas, deportistas, ecologistas y hasta amantes de la cultura acuden para realizar actividades de esparcimiento, por ser un ícono cultural de la región.

Aun cuando reconoció que estos sucesos no se le desean a alguien, en una entrevista que realizó en vivo a una radio, la funcionaria estatal inculpó a las víctimas de su propia fatalidad al referir que "precisamente hace un tiempo te dije que si alguien iba al cerro debía de notificar a las autoridades que subían".

La delegada Celia Ortuño mencionó que seguirá el combate a la delincuencia y dijo tener esperanza en que todo cambie "como dice el señor presidente que ojalá y todos se porten bien", refiriendo las palabras que AMLO dijo en septiembre del año pasado.

La funcionaria también informó que, de acuerdo al protocolo, el día de ayer terminó la búsqueda de Angélica Landa en el cerro de Chignautla, pero por petición de su familia hoy se realizó una jornada más solo con policías, rescatistas de Chignautla y voluntarios, aunque se había adelantado la posibilidad de que llegara un helicóptero, no sucedió, pero se espera que en los próximos días llegue esta ayuda.

Foto: Facebook