De acuerdo con un informe de los servicios de rescate en Australia, la mitad de koalas de esta entidad habría muerto debido a los incendios que se registraron desde el pasado viernes.

El mismo organismo aseguró que la mitad de población fallecida tras los incendios en la isla santuario era clave para asegurar el futuro de la especie.

Pero las cifras no se detienen ahí, pues algunos científicos estimaron que estos catastróficos incendios que se registran desde hace cuatro meses han acabado con cientos de miles de animales nativos solo en el estado de Nueva Gales del Sur.

Las condiciones, evidentemente, han empeorado con los acontecimientos suscitados en los últimos días. El incendio propagado en isla Canguro, por ejemplo, arrasó el pasado viernes con 170 mil hectáreas, lo que significó una pérdida de al menos una tercera parte de la isla.

La Universidad de Adelaida publicó en julio pasado un estudio que demuestra la importancia de los koalas en las islas Canguro al señalarlos como “especialmente importantes para la supervivencia de la especie en estado salvaje”, esto se debe a que son el único grupo importante que no sufre de clamidia, infección bacteriana asintomática que podría provocar ceguera, esterilidad y hasta la muerte.

Foto: Twitter